lunes, 10 de agosto de 2015

¿Para quién escribimos?



No es fácil vislumbrar cuáles son los motivos que impulsan al ser humano a escribir: unos convierten el folio en confidente y, sabedores de su discreción, lo hacen partícipe de sus sentimientos y pesares; otros, en cambio, prefieren airear lo escrito para buscar el elogio, alcanzar notoriedad, ganar dinero o procurarse entretenimiento. Sin embargo, todas estas razones resultan baladíes si las comparamos con la principal: cada uno escribe para el crítico que lleva dentro. Porque en cada individuo que se dedica a labores de escribanía conviven dos personajes bien diferentes: el escritor y el crítico. El primero crea; el segundo mejora lo creado o, al menos, lo intenta, aunque no siempre lo consiga.
Quiero hoy referir algunas peculiaridades de mi inapreciable socio, sin cuyo plácet nada ve la luz. El carácter veleidoso de mi ilustre colaborador condiciona en ocasiones el rigor de su tarea. A veces, se convierte en un implacable y despiadado censor que pone en entredicho todo cuanto le presento y, por mucho que lo depuro, nada encuentra aprovechable. Otras, en cambio, se muestra algo más condescendiente y tolerante –hoy creo que es uno de esos días, pues a estas alturas algunas líneas ya estarían suprimidas-. Me aprovecho pues de esta efímera condescendencia para señalar otra de sus bondades: una acusadísima y desproporcionada querencia a la holganza, que no le permite corregir más de una entrada al mes, circunstancia esta última que explica el menguado número de escritos que aparecen en este blog, pero tampoco es cuestión de quejarse en demasía porque, al fin y al cabo, su trabajo me lo hace siempre gratis…

38 comentarios:

  1. Pues di a tu socio que quizás te critique tanto para que edites menos y su trabajo sea menor.
    No le hagas caso y tú escribe ¿Te basta con que te diga que habrá muchas personas que les guste lo que escribes como a mí?
    ¡Vamos allá!

    ResponderEliminar
  2. Tú y tu socio lo hacéis muy bien.
    Quizás deberíais prodigaros un poco más... o bastante más, pero bueno... menos es nada.
    Gracias a los dos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Querido amigo: me gusta mucho lo que dices y comparto esta filosofía. Como sabes. yo escribo fundamentalmente poesía. Yo he escogido el camino de la poesía porque creo en esa aventura hacia el infinito que sustenta siempre la auténtica poesía y porque ella me permite transmitir a los demás mi pensamiento. Por eso intento lograr lo que dijera de la poesía el poeta Claudio Rodríguez: “Como si nunca hubiera sido mía, dad al aire mi voz”.´
    La poesía es un arte muy críptico, es decir, es enigmática, oscura, difícil de entender. Alguien dijo que los poetas “somos unos grandes mentirosos, que siempre decimos la verdad”. Esto lo podemos hacer gracias a la palabra y en especial gracias a la metáfora, ese mágico instrumento que poseemos los poetas, que nos permite nuestra introspección y compartir al mismo tiempo con los demás nuestro pensamiento.
    Pero, además de la inspiración, creo que un poema necesita mucho trabajo para poder decir en él lo que se quiere decir, si es que se sabe lo que queremos decir... Un poema es una obra de arte. Este trabajo humano tiene que, para ser propiamente arte, lograr una creatividad. Otras artes creativas, como la pintura y la arquitectura, utilizan medios materiales distintos, plásticos, materiales etc..
    La poesía utiliza la palabra.
    Un poema se perfecciona cuando existe un lector y ese lector lo interpreta. Por eso vale la pena que participemos en este blog de poesía. Lo importante, lo necesario, es ver el poema, no al autor. En mi caso, como decía Juan Ramón. “Qué lejos de lo que quiero expresar se queda lo que expreso. Más lejos cada vez…
    La poesía, por último, quiero transmitirte que es el fin de mi vida. Como dijo Juan Ramón, no la escribo para esto o para lo otro, sino que me acompañará hasta mi propio fin, como el Ángel en todas las mitologías. Creo que debemos amar siempre la paz ambiente, objetiva y propicia a todos los seres, buscándola por la belleza y la verdad de la vida, en la poesía. Un fuerte abrazo y disculpa esta larga intervención.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta como escribes, lástima que eres un poco haragán y presentes pocos textos.

    Tienes estilo, eso te distinge, te hace diferente. Creo que la mayoría, yo me incluyo, escribimos para nosotros mismos y luego para que nos lean. Ya que no podemos hacernos e libros, escribimos en Blog que es una forma de darnos a conocer, un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. distingue.

    Perdón te deje una palabra mal escrita.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. Huye de tu crítico más seguido y nos deleitarás bastante.
    Un saludo de anís.

    ResponderEliminar
  7. Escribimos para sentirnos bien con nosotros mismos, una necesidad, Escribimos también para que nos lean, para comunicarnos. Lo de ganar dinero con ello, ya está reservado para unos cuantos privilegiados. Pocos se han hecho ricos con este oficio, ni siquiera muchos escritores consagrados.Ya lo dijo Valle Inclán por boca de unos de sus personajes: "las letras son colorín, pingajo y hambre".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Cierto, el escritor y el critico son uno solo. Escribe sin oir al critico y luego dialoga con el, pero después de haber escrito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. A mí lo que me llama la atención es esa especie de obsesión centrípeda de los autores por hacerse ese tipo de preguntas y cuestiones. No sé, supongo que cada cual tendrá sus motivos. O ninguno.

    En cualquier caso, es una suerte que aún quede gente dispuesta a compartir desinteresadamente :)

    Feliz día

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. Yo soy mi más violento crítico. Siempre encuentro faltas, errores, erratas, frases sin sentido, temas absurdos, vacíos, sin interés, aburridos, anodinos, fríos y de interés particular y sólo míos. Si siguiera a mi propio crítico nunca escribiría una palabra de tan mal como lo hago. Me quedaría sumida en la duda y en la incomprensión de mi misma. Por eso le encierro con la llave del olvido por unos minutos y hasta que no pulso el botón de publicar no le suelto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Hola Antorelo! Dile a tu crítico que no sea tan estricto y por favor no dejes de escribir que me encanta pasar a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Antorelo! Dile a tu crítico que no sea tan estricto y por favor no dejes de escribir que me encanta pasar a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Ese crítico a veces nos limita demasiado

    ResponderEliminar
  14. Me gusta comunicar con la palabra, así siempre quedará constancia de la que he dicho. Y, de verdad, soy muy exigente y crítico consigo mismo.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. escribir es como comer
    como porque tengo hambre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. escribo porque me gusta
      porque limpio mi alma por dentro porque es como una ducha
      me refresca el talento

      Eliminar
  16. Para dar libertad a las palabras y que no se meuran de pena en un simple pensar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. La pregunta para quien, implica supongo que otro debe de leer, pero no siempre es así.

    Supongo, Besos.
    Pregúntaselo a tu socio.

    ResponderEliminar
  18. ❤ه° ·.

    Bom domingo!
    °ه✿♫ Boa semana!
    °ه✿ Beijinhos.
    ºه✿✿ ♫° ·.

    ResponderEliminar
  19. ...me alegro que el "critico" se porto muy bien y nos dejo leer este interesante articulo!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Tu crítico a veces me cae bien, otra veces de acuerdo con su opinión, pero bueno para eso es crítico para criticar.

    Que ta tus vacaciones?

    ResponderEliminar
  21. No estoy segura si deberia felicitar o callar al critico ese tuyo, que al final gracias a el escribes tan lindo y nos das tu amistad. Si realmente te hace feliz escribir pues sigue adelante, olvidate de los resultados y como dijo un dia alguien "baila como si nadie te viera"...o "escribe como si nadie te leyera al son y ritmo de tu cabezita que estas haciendo historia"...
    besos, feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  22. Hablo por mi...ami me gusta como escribes.
    cRITICUCHOS HAY MUCHOS y siempre van de sobrados y no entienden que se escribe por que se ama hacerlo, y ya esta.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Desde que me jubilé, con ayuda de mi hija y de mi mujer, me metí en esta andadura. Gracias
    a esta labor, me entretengo y paso momentos felices, El tiempo corre con más rapidez.
    Para mi forma de ser, una buena terapia.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  24. Bueno escribimos para sentirnos mejor, pero no siempre se logra y más teniendo un socio que pone pegas a casi todo, y es que hay que ver que puntilloso es el crítico…
    Yo escribo y guardo, nada de publicar en el momento porque siempre pone pegas a mis letras, pero no hago mucho caso porque a mi le liberan las letras no las amenazas de un “critico” que nada entiende. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Espero que septiembre se porte bien contigo.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Recuerde que si usted tiende a culpar a las circunstancias, condiciones y demás usted perderá el control sobre sí mismo.

    ResponderEliminar
  27. Hola Antorelo! Paso a saludarte ya que dese hace tiempo ando muy ocupado y no dispongo de tiempo para el mundo virtual.
    Que te vaya todo bien.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  28. No estoy seguro de que participe de lo que dices en cuanto a que el critico puede mejorar lo que el escrito escribe, mi apreciación sobre los críticos del tipo que sea; literatura, cine, televisión, toros, vinos, restaurantes, política, ... es que son unos personajes necesarios pero frustrados, no son buenos escritores, no son buenos cineastas, son incapaces de escribir una serie o presentar un telediario, y no te digo nada si hablamos de política, solo saben una cosa, poner entre dicho aquello que son incapaces de ejecutar ellos mismos y no decimos de aquellos otros críticos que se dejan comprar.

    En fín Antorelo, al crítico le tengo cierto respeto, pero el mejor crítico soy yo mismo quitándome todos los prejuicios habidos y por haber. Son múltiples las ocasiones en las que nuestra conciencia crítica nos limita, hay que dejarse equivocar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Es cierto, amigo, convive en nosotros el escritor y el critico, y es necesario que así sea, sin que ninguno de los dos pueda prescindir del otro...
    Un abrazo, Antorelo

    ResponderEliminar
  30. Andas perdido ehhh.
    Bueno te dejo besitos

    ResponderEliminar
  31. ----------------------------

    Me encanta el blog!
    Felicitaciones por cada publicacion!!
    Es genial ser parte!
    besos

    ResponderEliminar