martes, 21 de mayo de 2013

Carteles

                                                                                              

 

A veces, mientras deambulamos por las calles de nuestros pueblos o ciudades, nos encontramos con una placa que, fijada en la fachada de alguna casa, anuncia que allí nació, vivió o murió algún personaje relevante (artista, escritor, deportista…). En estos recordatorios solo se hace referencia a esas tres propiedades inherentes a todo ser vivo, pues el decoro impide que otras, por muy vitales que resulten para nuestra supervivencia, salten a la cartelería fachaderil, aunque el caso que hoy nos ocupa constituya un quebranto a esta regla.
La experiencia nos demuestra que cuando los fluidos encerrados luchan enconadamente por escapar, ponen en serios aprietos al carcelero que impide su fuga. En ocasiones, es tal la virulencia de su embestida que someten al guardián y, una vez reducido, de inmediato le obligan a ponerlos en libertad. Entonces, la evasión se produce con total impunidad en lugares, a veces, nada propicios para resolver tal negocio.
Si es verdad lo que anuncia el cartel, en grande apretura debió verse el maestro para arrimarse al rincón y ejecutar la faena que en la pared se escribió; eso sí, con total desapego a las reglas ortográficas de acentuación.




*Manuel Laureano Rodríguez Sánchez, más conocido como Manolete (Córdoba 1917- Linares, 1947), fue uno de los grandes toreros de España en la década de 1940. Su muerte, en la plaza de toros de Linares (Jaén), lo convirtió en un mito.

49 comentarios:

  1. ...menuda "faena"! desde luego que, como bien comentas, el maestro debió estar muy "apretado" para llevarla a cabo.
    Un abrazo Antorelo, espero te vaya todo bien.
    Ramón

    ResponderEliminar
  2. Todo un orgullo para el vecino de al lado que el insigne torero se aliviara junto a su ventana.
    Y es que guarros los hay en todos los oficios y de toda ideología.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Una genialidad en todo caso. Me ha regalado la sonrisa de la tarde. Muchas gracias.

    Feliz martes.

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Por mucho que fuera uno de los grandes,seguro que haciendo un esfuerzo podría haber aguantado hasta encontrar un lugar más apropiado...para ejecutar tan natural faena. Simpática tu entrada Antorelo al leerlo las comisuras de los labios curvadas hacia abajo tienden de forma natural a curvarse hacia arriba.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Quizás para los que adoran el llamado arte del toreo y a los toreros a todos ellos yo respeto, aunque no comparto esa afición, sea todo un honor que el señor haya hecho algo así y le pongan un cartel,para mi es la genialidad tuya en mostrarnos el cartel y la explicación que yo no conocía.Bikiños

    ResponderEliminar
  6. Estos carteles son obra de un gracioso que tiene las calles inundadas con ellos.

    ResponderEliminar
  7. Pues la verdad es que no existir merecería la pena dejar constancia escrita del mismo; eso sí, con la grafía correcta y a ser posible con una lápida de mármol más a todo con la calidad de la micción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Pues que quieres que te diga Antorelo, yo pienso que el Señor Manolete fue un poco guarrete si hizo lo que el cartel dice.

    un besito

    ResponderEliminar
  9. El día 1 de mayo, paseando por Córdoba vimos este rótulo que, al menos a mi me pareció de mal gusto y a mi hijo le hizo gracia hasta el punto de, con su móvil sacarle una foto.
    Pensé que era una broma, pero está muy bien grabado, aunque mal acentuado:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. He quedado sin palabras. Conocía de nombre a Manolete, pero nunca me hubiera imaginado que sus fluidos fueran tan importantes como para recordar su lugar de expulsión.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  11. Bueno, a lo mejor no fue el Torero, vete tu a saber...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Lo que comentas es cierto. Yo ví una vez en una calleja de Linares, escrita sobre unos ladrillos medio rotos lo siguientte: :Abajo Nixon"
    Bueno, la gente se desahoga escribiendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¿Quien lo vio? Yo no y ustedes? El papel como las paredes aguantan lo que les eches.

    Marinela

    ResponderEliminar
  14. Un poco estrambótico este cartel. Parece un chiste, Antorelo. Ningún orín es tan importante como para predicarlo por las paredes.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  15. Pues me parece un buen recuerdo, como cualquier otro, del gran Manolete. En su tiempo era una figura de altos vuelos en el panorama de lo español, un icono que se conviritó en mito. Ahora lo podrían ser Rafa Nadal, Gassol o Casillas (¿te das cuenta de que son deportistas?). Quizá dentro de poco diremos habrñá una placa que ponga "aquí se comió un helado Pau Gassol" o "sobre estas piedras pasaron las zapatillas de Casillas". Y en todo esto se mezcla el fetichismo, el afán coleccionista, el afán de inmortalidad del personaje que lo hizo y también de la que persona que posee un recuerdo de él, o el rincón donde cambió el agua al canario Manolete.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Muy bueno, si fue un famoso cualquier cosa vale. Eso si las personas vulgares no podemos presumir de cosas escatológicas porque sería un insulto. Pero Manolete amigo son palabras mayores, o cualquiera que se le hubiera ocurrido al espontáneo cartelista:-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. No te puedes imaginar la de carteles que encontrarías aquí eh? ufff!!!! creo que hasta el Papa Juan Pablo II habría montado bicicleta en la Costa Verde.... muy buen post Antorelo :*

    ResponderEliminar
  18. Uno de los más curiosos que yo he visto es uno que decía: Yo no he sido. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  19. Qué entrada tan divertida y original!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Me acuerdo de un cartel algo jocoso que leí en Estella (Navarra), y que decía:
    "Se arreglan sillas y se ponen culo a las viejas" De esto hace ya muchos años.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Siendo un poco observador puedes ver carteles y letreros viejos en las paredes, francamente llamativos y curiosos. Hubo un tiempo que me dió por fotografiar curiosidades de esas.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Que locos.
    Me parece medio chancho, pero tal vez lo hicieron con buena intención.


    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Me ha hecho reír.
    Es una pintada graciosa.
    A mí me lo parece.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Un cartel genial, Antorelo, pues no se trata de cualquier acción la que realizó Manolete, no, fue una que deja impronta cual animal en su territorio.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  25. Jijijiji, Infinitas gracias querido y admirado amigo por dibujar una sonrisa en nuestros labios con tus letras, en esta tarde de domingo.
    Miles de besinos de esta amiga asturiana con inmenso cariño. ¡¡¡

    ResponderEliminar
  26. Jooooo que original recuerdo dejó Manolete, estupendo documento amigo mío, genial has estado
    Bsss

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado el lenguaje que has utilizado para describir esa meada que pareció incontrolable. Humor y buena letra definen esta entrada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. En cualquier caso, es gracioso y llamativo. Confío que cumpla bien su cometido de evitar que nadie vuelva a mear mancillando la meada de Manolete.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Esta amiga que te quiere un montón visita tu morada para desearte con inmenso cariño feliz tarde de domingo querido amigo. Miles de besinos

    ResponderEliminar


  30. Llena tu mente de bellos pensamientos
    y deja que ellos trabajen en tu corazón,
    pintando un interior de alegría,
    para que aflore en el espejo tus ojos
    la más bonita de las sonrisas.

    Te deseo tengas un hermoso
    comienzo de semana.

    Esta amiga que te quiere y aprecia!
    María Del Carmen



    ResponderEliminar


  31. Llena tu mente de bellos pensamientos
    y deja que ellos trabajen en tu corazón,
    pintando un interior de alegría,
    para que aflore en el espejo tus ojos
    la más bonita de las sonrisas.

    Te deseo tengas un hermoso
    comienzo de semana.

    Esta amiga que te quiere y aprecia!
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  32. jajajajajajja y estoy segura que ese rincón ya esté en todos los panfletos de turismo. Muchos aficcionados tendrán orgullo en decir que han echado águas en el mismo lugar que Manolete y seguro que habrá fotos y todo.

    Un abrazo Antorelo,

    Flor

    ResponderEliminar
  33. Pues bien está en el recuerdo que nos refresquen con un “Aquí nació” pero lo de hacer aguas y decirlo, lo veo… “poco fino” aunque fuesen las ilustres aguas del maestro Manolete u otro similar…
    Como esas cosas son graciosas y poco verídicas, va bien por una entrada graciosa, que según están los tiempos sonreír es un lujo. Me ha gustado una entrada tan diferente a lo que estoy acostumbrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. ¿Era importante la meada de Manolete?, pensaba que el importante era el toro que lo mató.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  35. Simpática entrada, y curiosa fotografía.
    Un abrazo fuerte amigo.

    ResponderEliminar
  36. No será otro Manolete? Manolos hay muchos
    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Te deseo un buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Si está en mayúscula para que la acentuación...
    Vaya que hiciste una obra de arte con la meada de Manolete,jajja.
    Eres increible ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  39. La verdad es que cuando las ganas aprietan ni las pareces de las casas se respetan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. A veces utilizarías esas tijeras que usas para el papel.

    un beso

    ResponderEliminar
  41. Vengo a dejarte un abrazo, Antorelo.
    HD

    ResponderEliminar
  42. Hoy día cualquiera lo hace en cualquier rincón sin ningún tapujo y si dices algo te contestan " No mire"-

    Curiosa imagen. Un abrazo

    ResponderEliminar