martes, 23 de abril de 2013

El aciano


   Una tarde de esta incipiente primavera, mientras paseaba por un camino lindero a un trigal, distinguí, entre un grupo de amapolas, una florecilla azul que ponía un punto de contraste entre el rojo de la amapolería y el fondo verde del pegujal. El aciano (Centaurea cyanus), que así se llama, además de titular el presente escrito, da nombre a un color: el azul aciano, que envuelve esta flor con un tono azul metálico no exento de singularidad y refinamiento.
La presencia de su agraciada figura en blasón, moneda o pieza de orfebrería realzaría no poco su belleza. No en vano, Annette, personaje de una novela de Guy de Maupassant, cuando su enamorado le pide que elija una flor para que, con su apariencia, un orfebre le diseñe una joya, escoge el aciano como modelo.

Reposición

45 comentarios:

  1. Es muy bonito el aciano, creo que nunca lo he visto, pero este fin de semana, me fijaré al mirar las amapolas.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Es un azul dulce y delicado. Transmite impresión de fragilidad, de extremada suavidad. Una buena elección la de Annette.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. es una bonita flor que no recuerdo haber visto. Tendré que fijarme más. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  4. Gracias. Comienzo poe agradecer, pues es para mi la primera vez que veo tan bella flor Muy bueno tu relato y la forma que a travéz de una flor nos relatas su historia.

    Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Gracias por instruirme, no sabía de su existencia.

    ResponderEliminar
  6. Creo que la he visto, me suelo fijar en las flores del campo por que me gusta fotografiarlas, ayer mismo las hice, las subiré un día de estos, y ya me dirás si conoces sus nombres por que yo no conozco ninguno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Los cereales y el aciano son muy buenos amigos. Se ve bellísima la flor.

    Saludos, Antorelo.

    ResponderEliminar
  8. Pues me parece una flor muy hermosa en forma y color. Creo que nunca la he visto, o lo que es peor aún, nunca he reparado en ella. Claro que,ahora que me la has presentado estaré más atenta:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. No dejo de sorprenderme al descubrir que en el mundo de la botánica siempre hay algo que desconozco. Y esa flor, además de bonita, es muy delicada, nada estridente. ¿Estará su aroma en consonancia con su aspecto?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Como en el trigal no llama la atención las amapolas, así lo singular, lo específico y distinto es lo que más nos atrae, como este anciano en el verde trigal.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ademas de ser una hermosa y delicada flor por sus colores, que se pueden ver en blanco y rosa también, es muy apreciada en usos medicinales, muy eficaz para los ojos, se ve que a ti no te hace falta ya que no te ha pasado desapercibida esta bellisima flor.bonita historia.Bikiños

    ResponderEliminar
  12. Muy impactante contraste entre el rojo de la amapola y el azul del aciano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Conocía la florecilla, pero desconocía su nombre y gracia...
    Gracias por tan delicada información, caballero!

    Un abrazo!
    ;)

    ResponderEliminar
  14. Siempre se aprende algo nuevo,si conocía el nombre del color azul aciano,pero desconocía que procediese de esa flor su nombre.La reina del trigal era esta frorecita entre todas las amapolas luciendo su bello color,no por eso las amapolas dejan de ser también unas bonitas flores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. No tenía ni idea de que existiese esta flor. ¡Qué bonita!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Desconocía la existencia de esta flor tan singular. Nunca me acostaré sin saber algo nuevo.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  17. En esta parte de Andalucía los llamamos azulejos. No lo conocía como aciano, que debe ser su verdadero nombre. Azulejo es posiblemente un recurso de nuestra gente.
    Salud(os).

    ResponderEliminar
  18. COLORES HERMOSISISMOS. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  19. Si que parece una joya. Es bellísima. A mi me encantan las amapolas y alguna vez he visto esta pero no se prodiga demasiado. Gracias por la reseña
    Bss

    ResponderEliminar
  20. Es una flor delicada, que suele mecerse al compás del viento. No por su pequeñez debe dejarse de lado en nuestra contemplación de la naturaleza, creciendo junto a los caminos y en compañía de otras flores a veces aún más pequeñas y estridentes de color. La he retratado con mi cámara alguna vez, aunque bien es verdad que en la imagen capturada suele presentar un color ligeramente diferente del que apreciamos mediante nuestros ojos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Preciosa flor que yo había visto muchas veces en el campo pero que no conocía ni su nombre. Gracias por ilustrarme y asi disminuir algo mi ignorancia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Infinitas gracias querido amigo por darnos a conocer el nombre y la historia de esta flor tan preciosa , que todos habremos visto cuando damos un paseo por el campo pero que en verdad ignorábamos su nombre.Miles de besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  23. Antorelo, creo que mi blog ya está bien. Esta semana o algo más, he notado algo raro, no entraba ningún comentario y el correo ha estado muy parado, ya parece que entra algo en el. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hermosa flor, realmente no sabia de ella.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Me parece que alguna vez vi en el campo una flor como esta, bella aunque sea modesta y este en medio del campo, la naturaleza siempre es sorprendente, al igual que su nombre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Preciosa. La naturaleza nos ofrece espectáculos gratis como esta flor tan bonita.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. No había visto esta flor en mi vida.
    Ahora ya si.
    Gracias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. "El saber ocupa lugar, diga lo que quiera la sabiduría popular"
    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Que delicado post, me encantó. Ya sabes que yo y las flores nos entendemos muy bien.

    Yo también te pido disculpas porque no me había dado cuenta que habías publicado.

    Esa flor en Portugal se llama centáurea fui a ver en google. Creo no haberla visto.

    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  30. Y tuvimos la misma idea, al mismo tiempo jajajajaja.Vi que hiciste ahora una visita a mi Café.

    ResponderEliminar
  31. ...sin lugar a dudas una acertada elección!
    La estupenda fotografía nos muestra la gran belleza de esta flor.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  32. Esa flor... soy YO!!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  33. El azul delicado de la belleza natural!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  34. Genial tu texto
    Genial tu comentario en mi blog

    ResponderEliminar
  35. Una genial elección como tu texto amigo

    Un beso

    ResponderEliminar
  36. Es preciosa tu información
    y me hace conocer y querer más
    la naturaleza que ya forma parte
    vital de mi existencia diaria.
    Un abrazo y gracias

    ResponderEliminar
  37. Belleza!!!
    Es una flor que no conocía. Y bello tu texto

    Besote

    ResponderEliminar
  38. Te deseo un feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. La foto de la flor me gusta cada día más, besos.

    ResponderEliminar
  40. Es una flor preciosa, no me extraña que fuera la elegida en la novela que comentas.

    Besos.

    ResponderEliminar