miércoles, 1 de junio de 2011

Señero



En un recodo de la vereda que se adentra por el olivar, un viejo cortijo en ruinas espera solitario el arribo de algún caminante. Conserva casi la totalidad de sus muros, pero las acometidas de la lluvia y el viento han derribado parte de la techumbre. Ante él me detengo, sus puertas abiertas me inducen a entrar y soy recibido en una gran estancia, donde una chimenea de campana y una escalera con peldaños desportillados rompen la monotonía del recinto. En sus paredes blancas, todavía azulea desteñida la cenefa que antaño las engalanó. Desde hace años, el silencio y el abandono ocupan el vacío que dejaron sus moradores. La vida ha huido de allí, pero intento hacerla regresar con ayuda de mi fantasía: hasta mí llegan imaginarias conversaciones de mujeres, voces de hombres, gritos de niños y risas de jóvenes; por un momento, la vida parece haber vuelto, pero solo me rodean viejas paredes cargadas de silencio.
Mientras me alejo, pienso en la gente que un día lo habitó: quiénes fueron, cómo vivieron, cuáles fueron sus ilusiones, sus amores, sus desengaños, sus fracasos, sus éxitos, sus alegrías, sus pesares…Vuelvo la cabeza y distingo entre los olivos el blancor de sus muros, únicos testigos de las historias allí vividas y cuyos secretos guardarán siempre celosamente entre sus piedras.

 

92 comentarios:

  1. Fantástica la capacidad de ensoñación que le producen unas paredes vacías.
    Y es que como bien dice, los recuerdos a veces quedan permanentemente grabados en el aire...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me resulta familiar lo que cuentas.
    Muchas veces he pensado lo mismo.
    Restos de un tiempo que ya murió.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Entre las piedras y el silencio, los recuerdos quedan atrapados para siempre, como fantasmas que anidan las estancias vacías.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso relato Antonio, tantas veces nos preguntamos lo mismo...

    También podría ser, porqué no, el puntal de miles de historias y relatos... Hay lugares que mágicamente nos estimulan la imaginación...

    Besote

    ResponderEliminar
  5. Preciosa semblanza de un tiempo que se fue; un tiempo que habla de gañanía de noches extensas y conversaciones animadas, de amaneceres en la vigilia.

    ResponderEliminar
  6. Precioso. Se ve que usted es un amante de la historia, y que al igual que a mí le resulta inevitable evocar todas esas cosas al encontrarse ante un viejo edificio. Es la atracción por el misterio del pasado.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Las ruinas resultan más evocadoras que un edificio recién pintado y remodelado. Sus muros vencidos parecen gritarnos las experiencias vividas en otros tiempos, tiempos de esplendor perdidos. Exactamente igual que una vieja fotografía en blanco y negro o en sepia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Y cuantos fantama albergarà.

    Las ruinas me causan pena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me identifico totalmente con los sentimientos que expresas en este escrito.

    Cuando entro en un lugar con historia, imagino que las paredes guardan el alma de los que allí vivieron.

    Un abrazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  10. Las cosas me llevan siempre a las personas que estuvieron próximas y que fueron sus dueños o usuarios. Estupenda evocación, que se completa con la foto, acertadamente decolorada. Salud(os).

    ResponderEliminar
  11. Fantástico tu relato Antonio, tanto que hasta al leerlo creí que era yo en vez de tu la que se encontraba en ese viejo cortijo.
    Imaginar como fue la vida de aquellas gentes que lo habitaron ... es curioso siempre que visito algún monumento antiguo ya sea una catedral, una casa museo... me imagino a sus antiguos moradores, precisamente la semana pasada visitando la Alhambra deje volar mi imaginación al ir contemplando cada recobeco, cada patio, cada fuente...daba la sensación que a pesar de los siglos pasados aún se podía sentir la presencia de la corte nazarí.
    Como siempre un placer leerte Antonio.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Un retazo de cada historia se quedó impregnando el aire. Cerramos puertas, y a veces, con ellas, los corazones.

    Un beso amigo. Es un texto bellísimo

    ResponderEliminar
  13. esta asturiana amiga y admiradora te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de tu bella y sensible alma de escritor reflejada en bellisimas y profundas letras, un besin muy grande

    ResponderEliminar
  14. Antorelo ! Un hermoso relato donde dejas ver tu capacidad narrativa y sensibilidad para ver más allá de unas ruinas. La fotografia es muy acertada para el texto .Felicidades. Un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué bonito el hacer regresar la vida por medio de tu fantasía y de tus palabras!
    PRECIOSO.

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué triste realidad! Si alguno levantara la cabeza de los que vivieron los origines del pueblo abandonado, ahora oirían en la arboleda el mísmo cantar de los pájaros, el mísmo silencio en su travesía, el mísmo olor...¡Somos prisioneros del tiempo!
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Bueno, y ahora tenemos que esperar otro mes para volver a leer tus letras, impregnadas de tan acertados pensamientos, reflexiones, ironías...!

    Corto pero profundo. Lo de antes que evoca tiempos y vidas pasadas. Nuestros propios recuerdos que se funden con los ajenos, reales o no...
    haces que trabaje nuestro corazoncito y nuestro cerebro, que la caja de Pandora de nuestro legado se abra y nos sumerjamos en ella, que buceemos en sensaciones que creíamos olvidadas...

    Preciso!
    Gracias!

    Un abrazo!
    ;)

    ResponderEliminar
  18. Que bonito tu post... tus palabras me llevaron a ese viejo y abandonado cortijo... Antonio hay tantos lugares que expresarían algo en su debido momento... tantas historias nos contarían las vividas durante años.... sitios así existen en tantos lugares... queriendo expresar algo....
    Me encantó la imágen un beso Antonio muakkkk

    ResponderEliminar
  19. Uno de los placeres que le encuentro a los paseos es ir fijandome en casas, bien de campo o de ciudad que me llaman la atención porque hago lo mismo que tu, imagino que sería de sus moradores, cómo vivirían, cuales fueron sus sueños, sus alegrías y sus penas. Es muy gratificante.
    Un paseo delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Tu escrito de hoy es el sentir de muchos, las viejas paredes te llevan a través del tiempo y la imaginación hace todo lo demás.

    Tu fantasía ha puesto vida a los muros de la vieja casona.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  21. Muchas veces me he preguntado lo mismo que tú. Muy bello, estuve allí en ese solitario cortijo entre fantasmas de recuerdos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. De la espera a la magia del relato, a sentir por un momento que el tiempo no ha pasado. Me ha sucedido estar en unas montañas donde antiguamente habitaban artistas que dejaron en unas cuevas sus maravillosas obras. Y parada allí, en las rocas, miraba el mismo paisaje que ellos alguna vez. Es verdaderamente, un momento mágico.

    Saludos muchos, Antorelo. Que sea un bonito mes de Junio.

    ResponderEliminar
  23. Sabes Antorelo, hace unos días le comentaba a una amiga en su blog sobre una serie de fotografías campestres, rurales, y hoy te leo detenidamente y me sobrecoge la misma sensación. Siempre cuando he podido viajar a los pueblos de campo (en mi tierra), y ver las viviendas, las calles, es como sentir un poco de la historia de sus pueblos en cada ventana, cada puerta, cada rajadura, por el paso del tiempo, es como si cobrara vida todo lo inanimado, como si de tiempos ancestrales nos contaran sus vidas, no es lo mismo en las grandes ciudades,donde el asfalto es frío y las estructuras de hierro y hormigón, sin almas.

    Vale la pena esperar un siglo si es preciso para leerte.

    Abrazos siempre, Antorelo.

    ResponderEliminar
  24. Que lindo relato. Es cierto que al encontrarnos en un ambito antiguo, los fantasmas del tiempo parecen acompañarnos y hace volar nuestra imaginación.

    Mariarosa (Anónima gracias a blogger)

    ResponderEliminar
  25. ¡Me he quedado patidifusa al ver la foto y leer la descripción! se corresponde exactamente con una casa de la familia de mi marido en el monte en un pueblo del interior del Mediterraneo....estoy por pensar que es allí...igualita

    ResponderEliminar
  26. Alli quedo! como quedan los recuerdos en el alma!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Un texto cargado de imágenes, Antorelo, mi imaginación las iba siguiendo a medida que las leía y allí me encontraba yo, con ganas de estar junto al narrador recreando un pasado que no volverá más que bajo la mano de un artista.
    Un gran abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  28. Tu texto me ha llevado hasta mi pueblo, cada día más despoblado y repleto de caserones casi en ruinas. A mi ess casas abandonadas me suelen oler a plata y a ropa húmeda.

    Un abrazo, un relato lleno de poesía

    Aurora(o avillarin7 como quizás me conozcas)en anónimo por blogger

    ResponderEliminar
  29. Nostálgica y hermosa descripción.
    En mi tierra hay muchos cortijos así, escoltados por ejércitos de olivos. Por desgracia, muchos de ellos se están derrumbando. Sus dueños, en lugar de restaurarlos, construyen junto a ellos una horrible nave de hormigón y hierro, en la que guardar los tractores y aperos de labranza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Preciosa entrada, todo lugar tiene su historia, que a más de uno nos gustaría conocer en profundidad,siempre que visito algo pienso como sería la vida en esos tiempos, y tu relato me ha llevado a pensarlo de nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Cada rincón guarda secretos, recuerdos allí vividos...esa historia encerrada entre muros y ladrillos. Una historia escrita por sus protaginistas, anónimos o no.
    Me gustó el relato por tu fantástica imaginación.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Muy bueno tu relato.
    Yo misma tengo esas visiones y sueños. Es por eso que me gustan las viejas casas, tienen alma!!

    Yo tengo un blogue donde tengo algunos relatos mios, uno de los cuales tengo también unos recuerdos.

    http://relatosotrascositasmas-flor.blogspot.com

    Besos
    Flor

    ResponderEliminar
  33. El tiempo y el abandono siempre pasa factura,y algún caminante o observador se preguntará...¡como pasa el tiempo, por este, ese o aquel? lo que no se cuida y se cultiva, siempre muere de una forma u otra...un saludo

    ResponderEliminar
  34. Ciertamente siempre que me encuentro con una antigua casa en ruinas, caída y abandonada, viene a mi mente las posibles vidas, hechos, historias guardadas entre sus paredes. Los gozos y las penas allí trascurridas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Tus palabras son sendero claro del pasado que se conecta con los sentimientos haciéndolos vibrar.

    Un besiño.

    ResponderEliminar
  36. ...y cuantas cosas se habrían vivido entre esas cuatro paredes. Magnifico relato. Me ha encantado su lectura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Maravilloso texto.. deja al lector... con ganas de mas.................
    Un beso una flor

    ResponderEliminar

  38. Estoy viviendo los últimos días de un breve periodo de descanso, siendo muy grato compartir contigo los sentimientos que afloran en el jardín del alma...

    A mistad
    S ueños
    T ernura
    U nión
    R imas
    I lusión
    A legría
    S onrisas

    Para desearte un esplendido fin de semana con sincero aprecio.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  39. Buenas noches..

    Paso a desearte un bello fin de semana... Las ruinas me entristecen y sin embargo me atraen

    Sobre está cima solitaria os miro
    campos que nunca volveréis por mis ojos
    Piedra de sol inmensa, eterno mundo
    y el ruiseñor tan débil que en su borde lo hechiza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Me encantó el relato, si hasta me sentí percibiendo esas sensaciones, esos aromas de antaño, esas risas que seguro siguen ahí, tiempos perdidos de felicitad y fantasía. Todo lo pasado me atrae de tal forma!...Hermoso! hasta la fotografía que lo acompaña.
    Un beso enorme! feliz fin de semana!
    Marga

    ResponderEliminar
  41. Este relato me hace soñar con el cortijo de mis padres, el cortijo más pobre del más pobre pueblo de Almería. Era pobre, pero tan rico en espiritualidad y bonhomía que jamás podré olvidarlo. Tu relato es tan bueno que parece has estado allí sin yo saberlo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  42. La vida no se marcha, solo transforma a veces una realidad que se queda para siempre a vivir con nosotros.
    Las cuatro pareces de un lugar, pueden ser una protección o un infierno, pero yo pienso que las paredes solitarias conocidas, son el legado que quedara para los que nos preceden, sintiendo lo que dejo el ayer. Bonito escrito. Un saludo

    ResponderEliminar
  43. Hola gracias por la energía positiva que me has dejado en mi blog, merci!!!

    Ya te diré si hacen efecto.

    besos

    ResponderEliminar
  44. Vestigios de la vida que habitó
    entre sus muros,
    hay muchos de esos hogares
    desolados por el abandono,
    mi imaginación vuela
    entre los muros añejos.

    ResponderEliminar
  45. ¡Cómo para no seguirte desde éste preciso instante!. Escribes maravillosamente. Tu relato es mágico, me impregna de ensoñación pensándome por allí, por esas queridas tierras. Estupendo.
    Te invito a conocer mis sitios. Un lujo será verte por allí.
    Un abrazo desde Buenos Aires

    ResponderEliminar
  46. Precioso, Antorelo! Me gusta el tono que le has dado.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  47. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  48. Te deseo pases un fin de semana lo más ameno y cálido posible!!

    La próxima semana vuelvo a mi ritmo habitual...

    Buscando un arco iris un día te encontré y fui agasajada con el haz de tu mirada...

    Está que se pasea por las nubes de chocolate...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  49. Que poderosos son esos muros que nos arrastran a imaginar las vidas allí desarrolladas.
    Me ha encantado tu relato
    Un saludo

    ResponderEliminar
  50. Bella inspiración se ha plasmado en este post a través de un lugar otrora bullicioso y que hoy es presa del inmutable silencio. Escribes estupendo. ¡Felicitaciones! Te sigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Antorelo, no sé que ocurre pero este es el tercer comentario que te dejo.
    Simplemente reiterarte que me identifico con este precioso y nostalgico relato.
    Me ha traido muchos recuerdos.
    Un cordial saludo y buen fi de semana.
    Ramón

    ResponderEliminar
  52. Por aquí ando Antorelo, para agradecerte tu siempre presencia en mis letras y desearte un felíz fin de semana.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  53. Pasaba a saludarte y desearte
    que disfrutes el fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  54. Tiendo a sentir que las alegrías, las tristezas, los dolores, las esperanzas, etc... de la naturaleza humana son las mismas, siempre. Y en este texto tuyo me ha atraído esa unión que tu propio sentir logra con lo que se ha llevado el tiempo. Por un instante, esos seres idos, fueron en ti.
    Mi abrazo!

    ResponderEliminar
  55. Lo que habran visto, lo que habran olido.

    ResponderEliminar
  56. Siempre he pensando lo que aquí plasmas... quizás los seres humanos dejamos impregnados de historias todos los muros en donde nos refugiamos...

    Me encantó!

    ResponderEliminar
  57. Que tengas una linda semana!!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  58. Precioso y nostálgico relato Antorelo. Me encantó,y muy bien elegida la foto. Saludos!!

    ResponderEliminar

  59. Que he regresado es evidente, y que traigo el baúl cargado de ilusiones para unos cuantos días también es un pensamiento acertado...

    Pero siempre se queda otro deseo en espera, y es la tentación de pasar por este espacio para satisfacerme de las letras y su contenido, siendo dejadas como aportación de ideas y creando un puente de amistad entre los amig@s, permitiendo pleno derecho a los sentimientos...

    Y eso me estaba esperando cada día recordándome que el tiempo es la madre del olvido, pero en esta ocasión se equivocaba, se equivocaba...

    Brindo por estar un día más a tu lado!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  60. Muy bonito tu sueño rodeado de olivos y chimeneas engalanadas.
    Pasa por mi blog a por tu premio.
    ¡Has sido el primero!
    Muchas gracias y un abrazo desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  61. Antorelo, me ha gustado pasar por tu blog, ya me quedo con tu enlace y así venir más a menudo.
    El relato lleno de esa nostalgia, anclada ya en un tiempo, del que sólo la literatura podrá rescatarla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  62. Síiii... He podido llegar al cortijo, entrar y verlo todo. Me gusta cuando puedo "sentirme la prota" de lo que leo. :)
    Un besito.
    María

    ResponderEliminar
  63. Toc, toc, se puede?

    Como me han enseñado a ser muy educada vengo a devolverte la visita y de paso a fisgar tu casa:)
    Puedo:)

    Me ha gustado tu blog, y el relato es genial, volveré a visitarte.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  64. Nada como una casa vieja y semiderruida, como para hacernos ver claro lo efímeros que somos. Ella, aunque gastada, ahí de pie y aquellos sus moradores...

    Es precioso el texto

    Abrazos

    ResponderEliminar

  65. Abriendo el comienzo del post de Mis caricias del Alama del día de hoy he dejado un detalle para ti que lleva impreso mi toque personal...

    Es un obsequio en el que le he puesto sentimiento, por estar a mi lado acompañándome y dándome el aliento necesario para continuar dibujando ilusiones en compañía de diversas emociones que hacen que el arco iris brille para mi con más intensidad de la que ya posee...

    A continuación hay un corazón que pide ser adoptado y para terminar el galardón Luz del sol, como ves regreso con una hermosa cascada de motivaciones para compartir.

    Feliz fin de semana para que todo siga siendo un compás de armonía a tu alrededor...

    Te aprecia y estima.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  66. Te doy las gracias por tu visita, eres muy amable.
    Volveré a leer con calma, me he retrasado.
    Un saludo.
    Me gusta tu blog

    ResponderEliminar
  67. Un relato precioso. Es bonito imaginar las historias que se vivieron en el interior de casas actualmente en desuso.
    Con tu permiso te sigo. Gracias por tu visita. Ahora me quedaré un rato por aquí para ponerme un poco al día con tus entradas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  68. Bueno estoy esperando ver como sigue
    Mas besos

    ResponderEliminar
  69. El paso del tiempo solo nos muestra retazos de lo que ha podido ser la historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  70. Gracias por tu visita y comentarios, son muy importantes y queridos para mi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  71. Estupendo relato, me ha encantado y la foto es muy evocadora.
    Un beso

    ResponderEliminar
  72. que tal..! pasaba a saludarte
    y a invitarte a pasar por mi blog..
    he subido un texto nuevo..
    te dejo un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  73. Que tengas un lindo fin de semana Antorelo y mil gracias por acompañarme siempre.... si eres padre que tengas un lindo día....... muakkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  74. Vayas cosas me dices a veces, snif, snif.

    hoy no hay besitos

    ResponderEliminar
  75. Paso a saludarte, Antorelo, y desearte una estupenda semana.
    Ramón

    ResponderEliminar

  76. S iento por mis amig@s una...

    A dmiración
    M agistral
    I rradiando
    S onrisas
    T odas ellas
    A rmónicamente
    D eseadas

    Con cálido afecto para ti, al encontrarme paseando por este espacio que acoge las visitas con un abrazo de sentimientos abiertos en la cúspide virtual.

    ¡¡Sin antes no olvidarme de desearte un inicio de semana fabuloso al menos!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  77. Antorelo, que tengas una linda semana.

    Gracias por siempre estar,

    Abrazos

    ResponderEliminar
  78. No es para meter presión... pero ya se extraña una nueva entrada...
    No quería dejar de saludarte.
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  79. Gracias por visitarme asiduamente, es un placer ver tus comentarios.

    PD: Me gustaría que pasaras por mi blog, tengo un premio que quisiera que te lo llevaras, es una pequeña muestra de afecto y reconocimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  80. La vida tiene un trayecto corto, por eso es importante romper las reglas y tomar la iniciativa...

    En perdonar y olvidar a los que han dañado, sin guardar rencor, ser sinceros con nosotros mismos y con los demás, reír a mandíbula abierta y nunca, nunca, olvidarse de ser feliz y así vamos forjando un mañana más transparente.

    Al menos lo intento, y deseo que seas feliz hoy, el resto de semana y siempre!!

    Te aprecia

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  81. Feliz noc he de San Juan... Ideal para salir del cortijo y acercarse a la playa ¿Eh? XD

    http://www.layoutlocator.com/graphics/dldimg/b674f26a670d9c99ae439989f328cd00_72e78509689e4401c755dcf687960204.gif

    ResponderEliminar
  82. Dicen que lo bueno viene en frasco chico, de todos modos me encantaría que publicaras más seguido :)

    Feliz fin de semana y gracias por estar siempre en mis "momentos"
    Marga

    ResponderEliminar
  83. Un saludo enorme, que pases lindos días, Antorelo.

    ResponderEliminar

  84. Paso a disfrutar de estos bellos textos que enamoran el alma y adornan el corazón.

    Llenando el día de sentimientos para quien tiene la oportunidad de leerlos y deleitarse con sus letras, que han sido dibujadas en armonía con la mente y el espíritu.

    Un abrazo de sueños aquellos que a veces nos sorprenden en el camino...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  85. Pasé a ver si tenías algo nuevo, te dejo mi abrazo.

    Flor

    ResponderEliminar

  86. Dejate envolver por la bruma de la primer aurora y nunca te enojes, espera que fluya la calma en el interior del alma...Se duplica el ánimo y la melancolía se evaporará.

    ¡¡Feliz fin de semana para ti y todos los que te rodean!!

    Un montón de besos multicolores!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  87. Hermosamente relatado!! Cuanta profundidad en tu mensaje, honestamente.
    Es el pasar de las personas...fugaz, misterioso, independiente...un dia recivimos aquello que pertenecio en el pasado a otros...un dia dejaremos a otros todo cuanto usamos...nada es nuestro per se...excepto nuestra brillosa y hermosa alma.
    Somos historia,
    besos,

    ResponderEliminar
  88. Saludos desde mi 30 de junio, para tu 1º de julio....

    22:11

    ResponderEliminar
  89. Antorelo: ¿Cómo te trata el calor?

    ¡¡Vamos!! A escribir.

    Un beso.

    mariarosa

    ResponderEliminar