domingo, 1 de mayo de 2011

Periplo


Cuando el taxi me dejó junto aquella mole, confieso que una oleada de inquietud me invadió: durante algunos días iba a alojarme dentro de aquel mastodonte agujereado por innumerables ventanas. Subí las escaleras y las señoritas encargadas de la admisión me pasaron a un luminoso y amplio salón de espera. Poco después, me asignaron el compartimento: era exterior y a través de su ventana veía el mar. Durante el tiempo que permanecí allí, recorrí interminables e impolutos pasillos, subí y bajé escaleras, paseé y contemplé el mar desde las terrazas, departí con los que allí se alojaban, e incluso asistí a una sesión de relax, donde personal bastante experimentado en técnicas relajatorias me mantuvo traspuesto durante varias horas. La estancia no me resultó divertida, quizás porque cada día era semejante al anterior y casi idéntico al siguiente, todo era demasiado monótono y rutinario. Por eso, cuando una chica me entregó un sobre con el alta, sentí una enorme alegría por abandonar aquel hospital en el que días antes, mientras me hallaba sumido en un profundo letargo, me habían robado la vesícula.  

05-05-2010

115 comentarios:

  1. Y nunca dan nada a cambio.
    Se quedan con todo tipo de órganos y ni tan siquiera dan las gracias.
    Son muy maleducados.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Que te la devuelvan pero ya mismo! Vamos, ya les vale!
    Es que estos de la bata blanca (o verde)... cómo son!

    Al principio creía que era un hotel, luego, un crucero, y mira tú... un hospital!
    Muy bien lograda esa intriga!

    Y bueno, bienvenidas sean sus letras, caballero!

    un abrazo!
    ;)

    ResponderEliminar
  3. Vaya quiebro. Casi estaba convencido de que aquel sitio monótono y aburrido era el típico crucero. Ahora la vesícula te la quitan por laparoscopia y te vas a tu casa al día siguiente, con lo que no te da tiempo de aburrirte. Te lo dice uno que ya no la tiene.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Vaya vaya al principio de la lectura crei que era un barco donde estabas jajajaj, bueno, bueno , los hospitales no son tan malos no? Ha sido un gusto volver a leerte despues de tan larga espera!!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  6. Si es que todo se paga, no nos dan nada por nada, lo malo es que a veces es demasiado caro.
    Un saludo amigo y buena semana

    ResponderEliminar
  7. Ay, pero que bueno que no te robaron la alegría!!! Primero pensé, un hotel , un spa...

    Saludos muchos, Antorelo.

    (Otra vez, un messsss!!!)

    ResponderEliminar
  8. Me encantó tu sesión de relax!!!!! jajajaja...
    Expertos los anestesistas!!!!!!

    Buenísmo!!!!

    Habrá que dejar atrás lo que no nos sirve y avanzar con las nuevas carencias... Alah!!!!! que sin vesícula todo es mejor!!!!!! jeje...

    Que estés bien...

    Besote

    ResponderEliminar
  9. Veo que no te robaron el buen humor y el sarcasmo, me alegro.
    Lo de la vesícula, pelillos a la mar, si te la quitaron es que a ti te sobraba y ellos a lo mejor la necesitaban.
    Lo bueno de los hospitales es entrar y salir por su propio pie, como tu.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja,.....!!

    Sé lo que es y me estoy preparando para otra la semana que viene. Esos mastrodontes, meten miedo. Las primeras veces , me perdía dentro del hospital Italiano de Buenos Aires, que ascensores, que escaleras mécanicas, sólo quería encontrar la puerta de salida.

    Muy buena entrada, me encantó esa idea de que te robaron la vesícula.

    saludos.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno antorelo. Hay que ser sinvergüenza, mira que robarte la vesícula.

    alejandro

    ResponderEliminar
  12. Espero que ahora te encuentres bien, personalmente los hospitales aveces me resultan deprimentes.

    abrazos

    ResponderEliminar
  13. Parece que mi comentario no quiere quedarse.

    ResponderEliminar
  14. Decía que buen relato! al principio parece que fuiste a un hotel de lujo con vista al mar...bueno, algo parecido, solo que dejaste más que la billetera ahí!
    Espero estés muy bien, yo he pasado por eso hace tantísimos años, y me cambió la vida, era un malestar constante antes.
    Un beso!
    Marga

    ResponderEliminar
  15. Ya, hasta en los hospitales te roban, es que no hay derecho.La crisis es muy grande, pero de ahí a robar,esto ya no es lo que era...si alguien levantara la cabeza,se iba de nuevo a El escorial.
    Un saludo amigo, y mucho ánimo,que no pasa nada, a mi ex se la quitaron hace mucho años tambien,por ir a un hospital tambien, aunque no tan chuli como ese, y la malaleche le quedó iguál...un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  16. Hay que ver, al empezar a leer pensaba que habias viajado a la costa para unas vacaciones pero ya veo que la vesicula estaba dando la lata y te la han extirpado, tu experiencia ha sido aburrida, ya se sabe que los hospitales no dan mucho de si pero sin ella vas a estar mucho mejor, así que me alegra que te hayas librado de ella, cómo dice el refrán: lo que no sirve, estorba.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Sorprendente final.
    Me ha encantado tu relato. Es de concurso.
    Un besazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  18. Como he podido leer en algunos de los comentarios,también pensé que estabas en un crucero.
    Espero te encuntres bien. Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Hola Antorelo intrigante tu relato! yo también pensé que estabas en un crucero! me ha encantado como lo cuentas. Espero que ya estes bien.Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Excelente, me alegra que te pareciera un crucero...a otros les parece un Alcatraz je je.. Tu relato tiene una picardia unica que lo hace muy entretenido, me gusto!
    besos,

    ResponderEliminar
  21. ameno y entretenido relato nos regalas mi niño, espero que no vuelvas a entrar más en esa casa de ladrones jijijijijiji, porque como se enteren que eres un magnifico escritor fijo fijo que querran entrar en tu cabeza para robarte las letras, jijijijiji, un besin muy muy grande de esta astuiana admiradora , y por favor ¡¡¡¡ cuidate mucho¡¡¡

    ResponderEliminar
  22. Ya pensaba que ese hotel no lo pisaría jamás porque debería ser muy aburrido, pero el final me ha sorprendido y no es tal hotel.
    Me horroriza la estancia allí, he estado y cada vez que paso cerca me viene a la memoria los días pasados; a mí me robaron también algún que otro órgano.
    Me gustó el relato, bien encuadrado y con suspense hasta el final.

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Vaya, monsieur, y yo imaginando unas vacaciones todo el tiempo!
    Bueno, ya que se han robado la vesicula, me alegra que al menos fuera en un lugar que cuenta con tan buenas instalaciones.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  24. Al principio de tu entrada crei que estabas en un hotel,un crucero o algo asi!!! Pero fue excelente como tu escrito nos hace creer algo, y luego desde la misma historia vemos como todos esos lugares pueden ser tan parecidos a un hospital, que paradoja!!!!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  25. ¡He picado! Debo reconocer que hasta la ultima linea en que desvela la sorpresa, creía que estaba en un crucero.
    Espero que ya este mejor de su dolencia.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  26. Muy bueno el giro, Antonelo: intuí que estabas en un centro hotelero y terminó siendo un hospital. No te falta razón; tienen muchas similitudes, aunque también grandes diferencias. Me ha gustado el juego del equívoco. Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Es un placer volver por aquí, Antorelo, pero, si la memoria no me falla, esto lo he leído antes en este blog. ¿Puede ser?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Y yo pensando estabas en un crucero o algo así, quizás un hotel en Thailandia pero un hospital????? jajajajaj lo has comentado con tanta naturalidad que cualquiera pensaria que era eso...UN DIA NORMAL DE RELAX Y DIVERSION.... jajajajaj besitosssssssss y cuidateeeeeee

    ResponderEliminar
  29. Jolin...y yo que pensaba que estabas de crucero! Eres genial...absolutamente genial.
    Espero que te hayas recuperado bien y que tu vesicula no se viera inmiscuìda con tu capacidad literaria y nos regales joyitas como perlas.

    Besitos. Ando todavia por París, pero vuelvo pronto.

    ResponderEliminar
  30. Un relato impecable de una situación difícil. Espero que todo marche bien.
    ¡Volveré con regularidad!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Un maravilloso relato, con un sorprendente final.
    Yo, de los hospitales, hasta evito pasar por la puerta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Uyyy me suena mucho eso, cuidate ahora mucho porque muy facilmente cogerás unos kilitos muy lindos. Yo pensaba cualquier cosa menos un hospital, que bien lo cuentas
    un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Cosa curiosa, yo me creí que había ido por cuetiones de trabajp a un hotel de estos mastodónticos e impersonales. Pero aún así se puede disfrutar del mar, mejor que a un callejón sin salida o un patio interior oliendo a las cocinas.
    No se si es real lo de tu vesícula, porque imaginación no te falta. Si es así deseo que estés recuperado.
    Te felicito por la forma original y humor que le has echado al contarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Comencé a leer y como casi todos pensé en un Crucero, pero me dije, no, sería muy simple para su forma de escribir, seguí y ahí el final...espectacular sin dudas.
    Lo siento por la vesícula hurtada, pero que sepan y estén claritos los de bata blanca, que no te pueden robar el cerebro, porque es maravilloso y tus lectores y amigos, siempre aguardan impacientes su creatividad.

    Te voy a enlazar, me perdía tu entrada.

    Besos Antorelo.

    ResponderEliminar
  35. Pura dulzura, le podrían haber arrancado hasta la vida y no se hubiera enterado.
    ¿Será así?, despertar de un sueño y sentir que te han robado un órgano. Existir, existe.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Que agradable resulta llegar a un espacio donde cada día se dejan pensamientos e ideas que van surgiendo para compartir con los amig@s.

    Estando a la vez acompañados por el sentido de una razón entusiasmada que forman una amalgama singular y a la vez de perfección, naciendo con el paso del tiempo la necesidad obligada de pasar a saludar y a dejar mis huellas como muestra de mi estimado afecto.

    Un ramillete de petunias deposito entre tus manos, son del color de los sentimiento, y al mirarlas fijamente percibirás la luz del interior del alma...

    Hasta otro bello momento donde la armonía se pasea por la avenida de la poesía....

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  37. Hola y buenas noches..

    Me alegro que tu buen sentido del humor no se lo quedasen en el hospital... me alegro que estés bien..

    Un abrazo de buena semana

    ResponderEliminar
  38. Con vistas al mar?eso no está nada mal, yo estuve una semana en una habitacíón interior con doce personas más. Francamente lo único bueno que recuerdo es que llamabas por el telefonillo y al momento tenías ahí a alguna enfermera o auxiliar.
    Por el tono irónico que le has dado al texto, parece que estás bien, y eso espero.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  39. Que buen humor. Así se sobrellevan más livianamente los problemas de la vida, en especial los médicos.

    Isabel.

    ResponderEliminar
  40. Encantada de pasar por tu espacio y saludarte.
    La verdad, no me imaginaba esta final.
    Me ha gustado.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  41. Quéeeeee buenoooooo
    está genial

    ResponderEliminar
  42. ...chapó, Antorelo...como cambia el relato...te hacía en un hotel con su spat...muy bueno¡ y espero que al menos, con ello, te hayan dado mucha salud.
    Cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  43. Chico no entiendo nada, me dedico a poner comentarios y ni siquiera aparecen, ¿habrá por ahí un enano saltarín con ganas de fastidiar?....no me gustan los hospitales como no sea para parir, el resto de circunstancias siempre son desagradables, así que me alegro que tu lo hayas llevado tan bien,y por la vesícula no te preocupes así ya no te dolerá nunca más....

    ResponderEliminar
  44. Hola Antorelo, a través de mi blog veo que has vuelto a publicar una nueva entrada pero no se si sólo me pasa a mi cuando pico sobre el enlace que tengo en mi blog para acceder para poder ver tu nueva publicación la última que me aparece es esta y no la nueva :(. Con otro blog también me pasa lo mismo pero con el resto no , quizás sea problema del servidor , espero que se solucione.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  45. Ay! la vesícula... qué problemas da!! Espero que ya estés mejor. Afortunadamente por lo que veo no te han quitado esa estupenda manera de escribir. Abrazos!

    ResponderEliminar
  46. Antorelo, en el blogroll aparecía que habías publicado un nuevo post, pero me remite a este, aprovecho para dejarte besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  47. Cuando empecé a leer y apareció el"mastodonte agujereado" pensé que era un barco jajajaja.
    Dime que hospital es ese?? Habitación con vista al mar, con sesiones de relaxamiento, etc., etc... todo un lujo.

    Te sientes mejor verdad?
    Un beso Antorello,
    Flor

    ResponderEliminar
  48. Holis Antorelo, en mi página aparece una nueva entrada, pero aprovecho para dejarte un abrazo fuerte y desearte, estés muy bien.

    ResponderEliminar
  49. ...bueno....y yo que pensaba que estabas disfrutando en un crucero.....
    un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Uf! salir de un hospital es como renacer!

    Me ha encantado como lo has contado, Antorelo :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  51. Con cepillo de esmeraldas
    se van atusando las primeras horas
    de la incipiente alborada

    Con peine de marfil
    se van ondulando las últimas horas
    del desolado crepúsculo

    Con diademas de platino
    se van embelleciendo las sienes
    del notable fin de semana...

    Con el perlado rocío
    que estoy recibiendo
    atentamente me despido...

    ...hasta el próximo mimo
    que iré compartiendo.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  52. X FAVOR, NADA DE ESTARSE ROBANDO VESÍCULAS.

    ResponderEliminar
  53. ENORME!
    Mientras no te roben el buen humor hay vida para rato!
    Abrazo grande, es un placer leerte!!
    Diego.

    ResponderEliminar
  54. ¡Muy divertido e intrigante tu relato!
    Vengo del blog de Cayetano y con tu permiso te seguiré.
    Un abrazo fuerte desde mi Librillo

    ResponderEliminar
  55. Muy logrado tu texto Nos llevaste a momentos que no eran los que criamos Muy buen texto
    te dejo jazmines para que aromen tu cuarto mientras duermes

    ResponderEliminar
  56. Hola y buenas noches..

    Espero te encuentres bien, paso a darte un abrazo de buen fin de semana

    ResponderEliminar
  57. Qué triste! Y pensar que al principio se siente el olor de las vacaciones y luego de a poquito, se va desmoronando todo. Muy bien construído, un final muy impactante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  58. Que raro Antorello, ahora mismo pedi a un amigo que intentara y él no tuvo problemas.
    Tu servidor cual es?

    Puedes comentar como anonimo pero firma siempre tu nombre para que yo sepa quien eres, vale?

    Buen fin de semana.
    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  59. Al menos no te han robado el corazón! o si?

    ResponderEliminar
  60. Te leo y me viene a la memoria lo que me sucedió no hace mucho.Sentía un dolor extraño en el lado de la vesícula
    y el doctor me dijo que estaba muy mal y que había que operar.No me quedó otra alternativa que aceptar la decisión del doctor y a la camilla que me llevaron.En la anestesia soñé que le echaron la vesícula al gato y al olerla salió corriendo. Ja Ja, ¡qué cosas!
    Me ha encantado tu narración.
    Saludos

    ResponderEliminar
  61. Anto pero no me digas que estuviste enfermo y en un Hospital..... Me gusto tu entrada y si imagine que estabas de viaje pero nunca que estuviste hospitalizado si fue así espero que te encuentres ya recuperado , ay amigo mio cuidate mucho

    Eres increíble :) me ha gustado mucho de verdad

    Besos y un abrazo lleno de cariño para Ti

    Cuidate , Cuidate Anto

    ResponderEliminar
  62. Le escribo aqui ya que no he visto contacto. Su ultima entrada no purdo verla y dice que el blog no existe. Revise si le ocurre a todo el mundo o solo a mi.
    Saludos

    ResponderEliminar
  63. No te quejes que te dieron un "masajito" que durante algunas horas estuviste "traspuesto".
    ¿Cuando te dieron el alta, te hicieron alguna reverencia? porque eso es muy importante.

    ResponderEliminar
  64. Paso a dejarte un beso de buenas noches esperando que te encuentres bien

    ResponderEliminar
  65. Un barco, un hotel, un Spa... No, un maldito hospital donde a uno le sacan o le ponen cosas para que pueda seguir en movimiento. Mira, si la vesícula necesitaba ser quitada, mejor así, ahora bien, si la retiraron para hacer experimentos extraños, que la devuelvan.
    Mi querido amigo, aprovecho para agradecer tu presencia amable en mi espacio cada semana, eres uno de los primeros que estuvo cuando mi blog comenzó a tener algo de "éxito", así que tus comentarios son indispensables. Quería que supieras que valoro tu presencia, nunca hay que dejar de decir lo bueno.
    Un fuerte abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar

  66. Con mi afecto para ti!!

    L a fantasía se va haciendo llegar
    A taviada de amena evocación

    G ranjeando atenta lo positivo
    A trapando los sentimientos en ello,
    T rinos y halagos se hacen sentir
    A cariciando y dejándose acariciar

    C ual paso de una fugaz cometa
    O ndeando sus esperanzas al viento
    Q uedamente pero sin pausa
    U na estela de cariño va dejando
    E ntretejida entre las rimas
    T enaces en el empeño por crear
    A mistades hiladas en armonía...

    María del Carmen

    PD/Últimamente estoy observando que mis comentarios desaparecen de los blogs en un 70%, llegando a la conclusión de que han sido recibidos como SPAM.

    Hay que seleccionar el mensaje y dar al botón de esto no es SPAM, y volverán a recibirse en SU SITIO como antes, en las próximas visitas.

    Todo este proceso, es el resultado de habilitar los blogs que habían sido desaparecidos...

    Una de las amigas me informo, y a partir de ahí empece a fijarme. Ayer pase a comentar como siempre, y la visita del día 6 del fin de semana esta visible en muy poquitos blogs, y me hace sentir triste, porque sin pretenderlo parece que no he pasado a dejar mis huellas y resulta que están durmiendo en el desván del SPAM.

    ResponderEliminar
  67. Hola, en mi blog de regalos
    http://katy-agradeciendoregalos.blogspot.com/2011/05/regalo-de-mari-c-para-el-blog-de.html
    Te he dejado un obsequio. No es obligatorio recogerlo (aunque me gustaría que lo hicieras)
    Es un pequeño detalle en reconocimiento a tu estupendo blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  68. Hola Antorelo.
    Como le dije, su entrada "Conversas de Cafe" me aparece en las novedades del escritorio,pero cuando accedo a ella me dice que su blog no existe.
    Yo tengo como ultima entrada "Periplo"...
    Algo esta pasando en el sistema de los bloguers....
    Ademas lo que dice La Dama Coqueta de mensajes que desaparecen...algo pasa.

    ResponderEliminar
  69. ¡Pero qué bueno!
    Yo pensando, cómo se puede aburrir este hombre en este pedazo de hotel? jajajaja.

    Es cierto, cómo te vapulean en estos sitios que, tarde o temprano, estamos obligados a frecuentar:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  70. Pues fíjate qu eal principio te hacía en Benidorm, en uno de esos hoteles feos y monótonos, llenos de pasillos y puertas, con habitaciones con vistas al mar y aburridos si no se sale de él... Después, viendo el panorama, prefiero esto que un edificio por el estilo pero con olor a medicamentos y a enfermedad...

    Espero que ya estés repuesto del todo y con ganas de hacer cosas.

    Besos

    ResponderEliminar
  71. Hola
    he vuelvo a entrar para leerte
    y me he recreado en tu post
    y
    ¡sabes?
    me ha vuelto a impresionar
    tal y como la primera vez
    que lo leí,
    un abrazo

    ResponderEliminar
  72. ¡Joder! Yo también pesaba que estabas pasándotelo bomba en un buen hotel, pero si... si... Te robaron la vesícula en lugar de la cartera. Buen desenlace inesperado. Saludos

    ResponderEliminar
  73. Hola Antorelo, como todos, lo ultimo que me podía imaginar era un hospital.
    Yo también hace unos meses pase por uno de ellos, y ademas de robarme algunas cosas,se quedaron con mi tranquilidad.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  74. Antorelo, me preocupó lo que me comentaste. Pero sí estoy, comenzando desde el principio, en la segunda ventana, creo que la fila 3, soy uno de los primeros, para mi honor...
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  75. La pluma de cristal


    Hecha del mismo material, que el zapato de Cenicienta, con el reconocimiento a aquel cuya alma cristalina mostró el brillo de quien llevó sus actos más allá de sus letras.

    Y hoy he tenido el gusto de dejarla como presente para ti, en Mis caricias del alma para llevarla si te hace ilusión, y si estas de acuerdo en firmar con la transparencia de sus actos... La amistad!!

    Feliz fin de semana amig@!!

    Te estima y aprecia...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  76. En los hospitales normalmente se ve la otra cara de la moneda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  77. Has borrado otra entrada? Y de paso te has ido.

    un saludo

    ResponderEliminar
  78. Buen relato,
    un placer pasar por tu casa.
    te dejo mi saludo y feliz finde.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  79. Como que no te has ido,no apareces entre los que me leen, al menos no se ve tu foto.

    un besito

    y cuentame lo de la entrada fantasma

    ResponderEliminar
  80. Pues si... pero quizás lo que te den a cambio es vida no?

    ResponderEliminar
  81. Hola y buenas noches

    Paso a desearte una feliz semana, muchos besotes

    ResponderEliminar
  82. Hola Antorelo ¿como estas?, espero que recuperandote aunque sea cada dia un poquito y lentamente, tienes un humor genial y eso te ayudara. Gracias por tus comentarios.

    Mañana tengo curro y hasta junio que den las vacacciones de verano en los colegios no hay descanso( solo sabados y domingos) y siempre pedimos mas (no mas curro si mas descanso), esto se va a alargar un poco demasiado.

    ResponderEliminar

  83. Cuando el alma llora
    su consuelo en el vacío
    en el más absoluto silencio

    En soledad reposando
    cuando va tropezando
    con los muros impuestos
    de la incomprensión...

    *****
    Que satisfactorio me resulta pasar a leer el texto que has dejado pensado con la tibieza del sentimiento para deleite de quienes te seguimos.

    Un buen inicio de semana te deseo con el afecto que hemos granjeado desde que he tenido el gusto de conocerte.

    Besos

    María del Carmen

    PD/Da gusto leer lo dejado porque sabes tomarte la vida con la filosofía correcta...como hacemos los demás cuando las nubes arrecian...

    ResponderEliminar
  84. Antorelo, como muchos saben, cambie de trabajo y de casa, hace unos dìas, y todavìa no tengo la rutina aceitada.

    Poe eso se me ve poco.

    En cuanto al post, la vesìcula me da miedo. No quiero que me la saquen!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  85. Sr. Vito Andolina, en beneficio de todos los blogueros de esta red,
    le ruego se abstenga de poner innumerables comentarios SPAM,
    en los blogs, simplemente para que caigan en su caña de pescar
    como si de peces se tratara, la gente que escribe aquí no son peces.

    Espero que tenga más respeto por los demás y cuando quiera poner
    un comentario, hágalo comentando el trabajo realizado en cada blog
    de forma coherente, no deje SPAM como es su norma porque es
    lamentable, y con ello solo demuestra una falta de respeto al arte,
    aquí solo cabe la gente que se dedica al arte dentro de unas normas.

    Si sigue con su SPAM, seguiré luchando contra gente como usted.


    (Este mensaje es para su información, disculpen las molestias)

    ResponderEliminar
  86. Hay un par de cuestiones en mi blog para ti;)
    http://katy-pasitoscortos.blogspot.com/
    Es un pequeño reto que si no te apetece puedes rechazar, pero me encantaría no lo hicieras

    ResponderEliminar
  87. LA RATERÍA SE ENCUENTRA HASTA EN LAS MEJORES FAMILIAS.

    ResponderEliminar
  88. Anto , hoy he tenido un dia muy pesado , pero todo bien , solo paso a desearte buenas noches y dejarte un beso

    Cuidate mucho ...

    ResponderEliminar
  89. Y las conversas de café donde están? apareces actualizado con esa entrada pero aquí sigue estando la misma.... ¿se fue con la avería de Blogger?

    ResponderEliminar
  90. Hola :)

    Si te gusta la novela romántica, te invito a pasar a mi blog porque estamos celebrando un sorteo de dos novelas románticas.
    Espero que te apuntes.
    Un besito.
    Buen miércoles.
    El rincón de los sueños perdidos

    ResponderEliminar
  91. Paso a dejarte un beso Antonio...

    Que sigas bien!!!!!

    ResponderEliminar

  92. Los torreones para los castillos
    los castillos para el sielencio
    las estrellas para el firmamento
    y para los amig@s mis sentimientos.

    Feliz fin de semana!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  93. Hola antonelo. La vesícula me la robaron hace cuatro años. hace quince días lo que me robaron fue un pólipo de colón, No se puede ir a los hospitales, siempre algo te sacan. Gracias por tu interes, un beso y buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  94. Abrazos muchos, y felíz fin de semana.

    ResponderEliminar
  95. Pasé a visitarte.

    Te sientes mejó????????

    Beso
    Flor

    ResponderEliminar
  96. Hola para su información sobre el asunto que sabe, quería pedirle disculpas por haberle comentado en su propia casa, un asunto que en realidad tenía que haberse abierto un debate democrático en casa del Sr. Vito,
    pero éste borraba todos los comentarios no
    dando opción a una charla en beneficio de este bonito proyecto de Blogger;
    hacia el final del enlace que le copio aquí, podrá leer los comentarios y las respuestas dentro de unos principios y respeto,
    gracias y disculpe las molestias:

    http://www.blogger.com/comment.g?blogID=2904488127275411631&postID=1661320812306940588

    ResponderEliminar
  97. Paso a saludarte y desearte una buena semana, Antorelo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  98. Oiga usted, caballero, que vengo desde hace unos días, y no aparece la entrada anunciada, la de las conversas de café...

    De todos modos, ya de paso, le deseo una feliz semana!

    Un abrazote!
    ;)

    ResponderEliminar
  99. Pués que "conversas del café" es un blogue mío http://conversasdecafé-flor.blogspot.com

    Antorello es esto a que referías? Para mí que es un problema de "blogger".
    Hoy tus dos comentarios estan muy bien.

    Besos y buena recuperación
    Flor

    ResponderEliminar
  100. Un gusto que te pasaras por mi blog, pues he caído en el tuyo y me ha encantado! El juego entre lo que creaste en mi cabeza y la frase final de post, genial!
    Por acá también me quedaré, nos estaremos leyendo!

    ResponderEliminar
  101. Gracias por tu visita y tu acertados comentarios, son muy importantes para mi tus pareceres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  102. Me encuentro descansando unos días en mi tierra bañada por el mar Cantábrico.

    Pero no por ello dejo de sentir la necesidad de pasar a dejarte unas letras para saludarte y desearte un hermoso fin de semana como presiento va a ser el mio también.

    Mis disculpas por no pasar a principio de semana, por más que lo he intentado me ha sido imposible...

    Desde esta tierrina donde estoy disfrutando de una vegetación de tan frondoso verdor, te envío un inmenso abrazo repleto de mi cariño!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  103. El blogroll me engaña otra vez mostrando una entrada que no existe, no importa aprovecho para desearte un buen fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  104. Gracias! Tus comentarios salieron bien, pero quedé sin saber si te gustan Los Muppets jajaja

    ResponderEliminar
  105. Gracias, fiel seguidor! le mandaré a mi marido tus saludos!
    besos!!
    Marga

    ResponderEliminar
  106. Hola Antorelo. Faltan poquitos días...

    Un saludote grandote, que pases lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  107. Que tengas un bello domingo.

    Abracitos

    ResponderEliminar
  108. Yo también he caido.

    ResponderEliminar
  109. Antorelo, pasa por mi blogue de Noite de Tormentas, tienes allá un regalito.

    Besito
    Flor

    ResponderEliminar
  110. Antorelo a ver si actualizas, que ya toca!

    un besito

    ResponderEliminar