martes, 1 de marzo de 2011

Encuentro



La otra tarde, el azar me deparó un encuentro con un antiguo compañero de estudios al que no veía, por lo menos, desde veinte años atrás. En algo menos de diez minutos, nos relatamos las vicisitudes de nuestras vidas a lo largo de ese tiempo y, después de elogiar su envidiable porte, nos despedimos con el propósito, harto improbable, de vernos antes de que transcurriera periodo tan duradero.
Gran regocijo me procuró el encuentro, sobre todo cuando comprobé que mi amigo me ganaba en todo aquello en lo que a mí no me importaba perder: me aventajaba en kilos, arrugas, canas y, de manera destacada, en una majestuosa y prominente timba piriforme, que descomponía su figura privándola de cualquier atisbo de gracia o donaire, y, quizás por el esfuerzo que hacía para compensar la inestabilidad provocada por baluarte tan prominente, sus achacosos andares más parecían de palmípedo que de criatura humana.
Con gran contento me despedí de él y, mientras me alejaba, complacido recreaba la imagen de aquel porte tan denostado por la caterva de kilos alojada en su oronda panza. En estos malévolos pensamientos iba mi mente entretenida cuando, al volver una esquina, me vi reflejado en la luna de un escaparate, me detuve unos instantes y contemplé con satisfacción que en mi figura no había vestigios de voladizo barrigueril alguno; sin embargo, un severo despoblamiento había asolado mi, en otro tiempo, greñuda cabellera y había borrado de mi cabeza todo rastro de aquella próspera y noble pelambrera, circunstancia esta última que seguro habría proporcionado no poco gozo a mi panzudo amiguete. Caviloso y algo consternado, eché a andar calle adelante…

101 comentarios:

  1. ¡¡bueno...siempre puedes hacer como Bono!!! ¡¡ponte pelo!!! de coña será los calvos están estupendos, bueno algunos otros no, pero igual que los peludos, unos guapos otros feos....por cierto he tenido que ir al RAE para saber que es "timba" no lo había oído en esta acepción....consuélate nunca tendrás piojos,je,je

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno.
    Esto que cuentas (tan bien contado), pasa a menudo. Pero lo que está claro es que es mejor estar calvo que gordo y panzudo, así que la imagen que yo te devuelvo es muy positiva.

    Un besazo y gracias siempre por tus comentarios en mi blog.
    Mercedes

    ResponderEliminar
  3. Hola Antorelo. Esto que cuentas es verdad con el tiempo todos cambiamos, pero es mejor cuidarse, mantenerse en linea, y mejor estar con poco pelo que con timba.Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  4. Aunque tú amigo se hubiera alegrado de tú pérdida de cabellos, no podía disminuir tú alegría por ver su panza. En los estragos del tiempo casi siempre acabamos empatados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Y has salido ganando pero en esto de los años no hay que distraerse, siempre hay que cuidarse. Te mando un beso grande

    ResponderEliminar
  6. Cuando veo a algún antiguo compañero compruebo desolado la terrible devastación que el tiempo ha hecho en nosotros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. No hay nada mejor para la autoestima que encontrarte con viejos conocidos más gordos o más canosos que uno mismo. Lo malo es cuando uno se mira al espejo y ve un señor mucho más mayor que te contempla asombrado desde el otro lado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Ciertamente, es una situaciòn comùn, en la vida.

    Ya no tenemos 18!! jajajajaj!!!

    buen texto, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que buen escrito!! No me he encontrado tantos años después con alguien ya que no llevo tanto tiempo con vida, pero si me ha pasado con unos 5 años de tiempo transcurrido!!! Y a veces uno no se da cuenta de los cambios propios pero si el de los demás y cuando nos reencontramos con el pasado, en realidad lo que mas nos afecta (a veces), es lo que ha hecho el tiempo con nuestros propios cuerpos!!
    Saludos =)

    ResponderEliminar
  10. Tan cierto como lo dices aunque los espejos nos recuerdan lo que fuimos y quizas ahora con mas sabiduria..los ojos miren con mas generosidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Cuando nos miramos en nuestro espejo nos vemos más favorecidos que cuando es otro el que nos contempla.

    ResponderEliminar
  12. El tiempo no pasa en balde para nadie, lo que cuenta es como se ha vivido,miramos esos grandes monumentos,los admiramos, les hacemos reportajes...pero no miramos en esas entrañas lo que ha costado construirlos, ni las lágrimas que se han derramado...al menos despues de tantos años, os habeis reconocidos...retomando la antiguedad, se diría que tu amigo orondo era de buena cuna y tú por desgracia serias de la plebe...como cambia el tiempo para todo.
    Hace unos dias, una mujer muy bella por cierto, hablando de los rasurados o más bien calvos, le daban sexi...así que animo y sinó,ya sabes, ahora esta de moda las gorras por doquier...me ha gustado como escribes, deberiasd hacerlo más a menudo, se aprende contigo...un saludo.

    ResponderEliminar
  13. No he podido evitar el sonreir al leer y hasta pegarme dos o tres carcajadas.... sobre todo cuando es que te miras al espejo jajajaja, los años son los años y dejan sus huellas en nosotros, pero hemos de recordar que cada huella que tenemos es de un pasado vivido con todas las de la ley, incluyendo tristezas y alegrias.... un besito y mi agradecimientyo a tus visitas al faro muakkkkkkkkk *****

    ResponderEliminar
  14. ¿Sabes qué te digo? Que siempre pasa lo mismo. Después del paso de los años los encuentro con los amigos te dejan un sabor agridulce: están contento del reencuentro pero luego te fastidia el hecho de que, a pesar de todo, el encuentro se resume a una inspección ocular y una auditoría contable, jejeej.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Haces gala de sentido del humor y eso me gusta, el paso de los años es inevitable pero en unos está más acusado que otros, entre la panza y los andares de paquidermo de tu antiguo compañero y tu pérdida de cabello nno haycolor, curiosamente estuve pensando hace un par de días que hay calvos muy atractivos, incluso más que cuando tenían pelo como Sean Connery, Bruce Willis, etc.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. La mala costumbre de comparar...sin ver primero en la vida el espejo de nuestros actos...

    Maravilloso, como siempre disfrutar de tus escritos.

    Un besiño, grande.

    ResponderEliminar
  17. Hola Antorelo, me alegro enormemente de calidad humana y nobleza. No solo ver la paja en el ojo ajeno si no en los tuyos. En este caso relación barriga-peluca:)
    Lo has descrito tal cual. Siempre que no nos vemos en años descubrimos lo que el otro ha cambiado y normal a peor y lo primero que nos pasa por la cabeza es compararnos. Muy humano.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  18. Si te sirve de consuelo a mi me encantan los calvos :) se dice que son muy inteligentes :)
    calvos o con poco pelo da lo mismo son muy atractivos :)

    Anto ni siquiera se fija uno en el poco pelo de un hombre sino en su CORAZÓN y tu amigo mio tienes un CORAZÓN ENORME !!! Gracias mil por siempre estar presente , eres un amigo al cual he llegado apreciar mucho

    Besos Anto , te los mando con mucho cariño

    ResponderEliminar
  19. ...gracias por tus visitas y comentarios...pensemos que los desgastes de la imagen se compensan con las ganancias del haber vivido...saludos

    ResponderEliminar
  20. Jajajajaja!
    te ha quedado redonda la anécdota!
    Es cierto, siempre nos creemos que los demás están peor que nosotros y si nos examinamos bien... ayyy, amigo!
    ;)
    Yo, de momento tan sólo he empezado a "desesperarme" un poquito, pero sólo un poquito. Espero no tener que enfadarme demasiado conmigo misma!
    Jejejeje!

    Y a lo de la cabellera, ni caso! Dentro de cien años, todos calvos!
    ;)

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué bueno! ¡Y qué real! A mí también me ha pasado alguna vez algo parecido. ¿Por qué esa manía de regodearnos en las "decrepitudes" de los antiguos conocidos?
    Me ha encantado tu escrito.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Hola de buenas noches...

    Pasaba por estos lares y entre a saludarte y leerte, ha sido un placer descansar un ratito en tu bello rincón..

    Saludos de bellos sueños

    ResponderEliminar
  23. Antorelo, es mejor estar calvo que barrigón...al menos para la salud ayuda mucho!
    En general, cuando nos encontramos con "viejos" amigos, sugen las inevitables comparaciones, y que bueno que salgas ganador en ésta!
    Un beso.
    Marga

    ResponderEliminar
  24. Antorelo, que bello texto y como se disfruta al leerlo.
    Y si, mientras pasan los años algunos acumulan, otros pierden. Pero como dice Momentos, qué bueno que salgas ganador en esta !!!

    Saludos grandotes de madrugada, ya más de las 4 de la mañana.

    ResponderEliminar
  25. me gusta leerte disfruto tus letras

    ResponderEliminar
  26. Fíjate Antorelo que y9o en mi blog he publicado hoy frases para recordar y la 1ª precisamente resume estas conclusiones a las que tú llegar. Es la Eloy Tizón. UN beso.

    ResponderEliminar
  27. Es cierto que dos personas amigas, después de un largo perìodo sin verse y sin saber nada el uno del otro crea, un clima halagador y emotivo: ambos se ayudan a recordar acontecimientos que el otro ya había olvidado.Los amigos son aquellos que estan en nuestro pensamiento a pesar de la distancia.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  28. Circunstancias de la vida, es así como lo cuentas...pero y la emoción de encontrarte con esos amigos a los que hacía mucho tiempo que no veias e intercambiar las experiencias. Grata y amable entrada, Antorelo, es un placer leerte -ésto me parece que ya lo sabes-. Saludos cordiales.
    Ramón

    ResponderEliminar
  29. los estragos del tiempo no perdonan a nadie, muchisimas gracias por deleitarnos con este ameno relato, un besin muy grande de esta asturiana.

    ResponderEliminar
  30. Hola Antolero, sin haber leído tu escrito,he coincidido en algunas cosas con el tuyo al escribir el mio.
    Es verdad que solemos ver el paso del tiempo antes en los demás que en nosotros, hasta que llega el día en que te das cuenta de la realidad: Ya no eres joven. Solo queda cuidarse y vivir lo mejor posible y con alegría la nueva etapa de la vida.
    El encuentro con el amigo es así de real, has sabido darle un fino humor a tu historia.

    Salud y un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  31. Lo malo es ser a la vez curvo y descapotable. Ya no hay mal ajeno del que alegrarse. Jeje. Buen post.

    ResponderEliminar
  32. Jajajaja, me hiciste reir mucho!!!!!!

    Los calvos son mas sexys que los panzones!!!!!

    Besote

    ResponderEliminar
  33. Bueno bueno, el tiempo pasa para todos....a veces nosotros mismos no queremos darnos cuenta de que por nosotros también pasan los años y sólo vemos que los años pasan por los demás, nos estamos engañando .... Un gusto pasar por aqui.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  34. Mis saludos Antorelo, vengo a visitarte, muy recomendado por mi amiga Lunita y no se equivoca.
    Me encanta tu relato y la realidad de la vida, la que no podemos evadir, la ineludible...ese reloj, pero no te preocupes, la calvicie en los hombres está muy ligada a la sexualidad, además es más importante tener llenita la cabeza por dentro que pelos por fuera.

    Encantada de visitarte y si me permites, me quedo.

    ResponderEliminar
  35. Con loa años unos ganan algunas cosas que no deseamos y que nos favorecen mientras que otros perdemos cosas que no deseamos también, lo que si es verdad es que nadie sigue igual y menos com desearía estar. Son los años.
    Ana Azores ya esta cocida, ahora esta enfriando.
    Mañana me voy a Alicante y a las Fallas, al regreso supongo que ya estará fría del todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Es impresionante la huella que el tiempo llega a hacer en nosotros.
    Es algo de lo que nadie escapamos.

    Yo ya no me reconozco en mis fotos de adolescente. La joven de las fotos es otra persona totalmente ajena a mí. Es increíble como pasa el tiempo.

    Un beso fuerte!


    Besos!!

    ResponderEliminar
  37. Hola y bella noche..

    Paso a leerte un rato y desearte un feliz fin de semana.. Me gusto tu entrada.. gracias por compartir..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Pues monsieur, eso hace reflexionar acerca de que, en efecto, no siempre es importante ganar,sino que a veces es mejor perder: por ejemplo kilos, y demas cosas que usted enumera.
    Aunque con respecto a las canas, a veces quedan muy interesantes. Y si no fijese usted en George Clooney! :)

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  39. Es muy gracioso lo que cuentas porque me recuerda otros encuentros que yo he tenido, la sensación es idéntica, no se puede tener todo amigo, feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  40. Lo importante del encuentro, fue la gran alegria que compartieron....ademas....creo que es mas barato bajar de peso....que ponerte pelo.....jajajajajaja
    un beso

    ResponderEliminar
  41. Creo que me quedo con tu calvicie antes que con la oronda figura de tu amigo/nuestros amigos. ¡Vaya que sí! El paso de los años en ocasiones se muestra cruel, aunque siempre nos queda el consuelo de la sabiduría que vamos adquiriendo con los años
    ¿Será verdad?

    Un beso querido Antorelo. Me gustaría leerte más a menudo porque me agrada lo que encuentro cuando te visito.

    ResponderEliminar
  42. Hermano querido, los años son los años, hay que llevarlos bien!
    Siempre quedan huellas de la vida
    Saludos!!!!
    Diego.

    ResponderEliminar
  43. Hola , me conecto un ratito y paso a verte. El paso del tiempo afecta a todos aunque no lo queramos reconocer. Un abrazo desde mi retiro

    ResponderEliminar
  44. Me he topado con tu blog y me lo he pasado muy bien leyéndolo, así es que he decidido seguirte muy de cerca.
    Todo un placer.

    ResponderEliminar
  45. Muy bueno, Antorelo, pero creo que para entender el texto en su médula, hay que contar con algunos años.
    Siempre tuve un orden de prioridades, las arrugas no me afectarían, las canas tal vez un poco, la barriga ya sería hiriente, pero nada más trágico que la pérdida del cabello. De eso no se vuelve, es como el ridículo.
    Excelente texto.
    Un abrazo enorme.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  46. Es inevitable el ponernos a comparar:)

    De todas maneras a los que tenemos ya unos cuantos años en la bolsa, si no nos falta una cosa nos sobra otra:) Lo bueno está en el aceptarlo y comprenderlo o mejor, en tener un amor propio tan elevado que hasta los escaparates y espejos estén de acuerdo con nosotros y nuestro bien conservado palmito:):)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  47. Y qué querías, ganarle en todo?? Deja que el hombre por lo menos disfrute de que tiene más pelo que tú.. ;)
    Yo noto el paso del tiempo de una manera distinta, quizás es porque soy todavía demasiado joven, en cualquier caso es un concepto que no deja de doler.El tiempo, el maldito tiempo.Espero que llegue un día en que lo único que me duela del tiempo sea el cambio físico, porque me da mucho más miedo el otro tipo de cambio...
    Un abrazo grande, siempre es un placer leerte

    ResponderEliminar
  48. Tengo cuarenta años y llevo fatal envejecer, aún me veo bien pero cuando no sea así, creo que me hundiré. Sé que no es importante lo superficial, pero cada persona es como es.
    Una entrada muy sincera.
    Besos Antorelo.

    ResponderEliminar
  49. El sábado al llegar una de las primeras visitas me recordó si me había pasado algún contratiempo...

    La realidad es que la semana pasada he viajado precisamente el fin de semana, siendo la causa que desestabilizó los días que tengo para continuar con mis pautas, motivo por el que no edite.

    Una vez aclarada mi ausencia, no hay nada más gratificante como saber que se puede notar una pequeña ausencia en un espacio tan inmenso, es lo que me motiva a seguir adelante, cuando en ocasiones estoy muy limitada de tiempo y hago lo indecible para estar a vuestro lado porque siempre os llevo en el corazón como la joya más preciada.

    Estos y otros detalles te hacen sentir como una flor al amanecer rodeada por la bruma de la ilusión.

    Abrazando los sueños que visten de seda al brindar la mano de la amistad.

    Besos de esta amiga que te estima y no te olvida!!

    María del Carmen

    PD/He leído el temario y me ha encantado, pero lo que si estamos de acuerdo es la forma en que hablas de su ponderosa tripa...
    Por lo menos ya estamos de acuerdo en una cosa, algo que siempre odie ver los cuerpos abandonados cuando se creen que todo esta hecho en la vida, y no se dan cuenta que es el comienzo de un final predestinado. Yo me cuido referente a eso a más no poder y he tenido la suerte de que mi pareja jamas lo he visto con la curva de la felicidad.

    Chao!!

    ResponderEliminar
  50. Que me dijistes? que te hacía ilusión? pues aquí me tienes, pero no sé porque creo que yo comenté esta entrada tuya, o será que lo soñé?

    besito

    ResponderEliminar
  51. Suele pasar que vemos la paja en ojo ajeno y no la viga en el nuestro. A mí todos de mi edad me parecen más viejos que yo. Hasta que me veo en una fotografía.
    Buen post. Saludos

    ResponderEliminar
  52. Hola Antorelo, perdona mi lejanía, pero como sabes estoy algo apartado del mundo blogger...
    Pero aún asi, no puedo dejar de visitar a los amigos :)

    Un gran relato Antorelo, me ha gustado mucho y sabes algo? me identifa la historia...como sé que a muchos más...
    UN abrazo amigo mio...

    ResponderEliminar
  53. La semana va consumiendo los días lentamente, deseando que el fin de semana sea diferente para abandonar la rutina que el trabajo nos va marcando.

    Y de algún modo poder disfrutar de algunas horas libres para dedicarlas aquello que más nos gusta hacer, partiendo de un descanso que sea un referente borrador...

    Y como el fin de semana acerca alguna que otra sorpresa, yo te la he dejado en Mis caricias del alma, es un coqueto detalle para seguir tejiendo la trenza de amistad que nos va uniendo mutuamente en cada encuentro.

    Espero te guste aunque sea un poquito...

    Un beso y una rosa

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  54. Jajaja... Así somos. El tiempo nos lleva, pelo, elegancia, pero nos queda sabiduría... creo....¿no?


    Un abrazo.

    Alejandro

    ResponderEliminar
  55. Antorelo, paso a saludarte y desearte un estupendo fin de semana. Cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  56. Olá gostaria que visita se meu blog que é dedicado a cultura. Espero que goste nele tenho uma coluna poética aos sábados ás 09 da manhã espero poder contar com sua visita.

    Sucesso em seu espaço.

    Magno Oliveira
    Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
    Telefone: 55 11 61903992
    E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

    ResponderEliminar
  57. Si es que amigo todos hemos dejado algo en el transcurso de los años, eje
    Un beso

    ResponderEliminar
  58. Con el tiempo nuestro cuerpo cambia, asi que necesitamos una prevencion anticipadfa.

    saludos

    ResponderEliminar
  59. Por aquí ando Antorelo, para agradecerte tu siempre presencia en mi humilde rincón y desearte un bello domingo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  60. Muy buena entrada. las mujeres somos iguales, cuando nos encontramos después de muchos años de no vernos, nos preocupamos en ver quien esta mejor.

    Buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  61. Al descubrir la mañana se inicia un sendero de sueños donde el alma goza desnuda, al lado de la humildad. Y al reclinar la tarde, medita bajo la atenta mirada de la sensación reconfortada.

    Soy un caminante que inicia el vuelo en busca de un sueño...

    Viajando por el mundo, en cada uno de los pilares que se van forjando con el paso del tiempo llamados amistad.

    Un día te conocí por obra del destino, percibiendo en el fondo de tus pupilas el mudo silencio de la soledad y el sentimiento ajenos a ti, para ser consolados con tus rimas en las horas de sombras inciertas.

    Razón por la que descanso en los laureles de la colina del ruiseñor, al verme reflejada en el haz de luz que de tu alma vas desprendiendo...

    Buen comienzo de semana!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  62. Jajajaja. Simpática anécdota. Y es que nosotros nos vemos a diario y los cambios se van sucediendo sin darnos cuenta pero haberlos haylos.

    Gracias por tu visita. Me quedo por aquí también.

    Un beso

    ResponderEliminar
  63. La lectura de tu entrada me hizo recordar la conversación telefónica con una persona hace dos o tres días. En mi caso me llamó la atención el cambio personal aunque era por teléfono, claro,supongo que en persona también habremos cambiado.

    Un beso y gracias por la inspiración.

    ResponderEliminar
  64. jajaja
    nos parece que los demás se hacen viejos
    y nosotros seguimos siendo como jóvenes.
    Nos pasa a todos,
    no reconocemos nuestras arrugas
    en las de nuestros contempoeráneos,
    muy buenooooo

    ResponderEliminar
  65. Jajaja Antorelo...confieso que hoy me has hecho reír :). Hay días en los que prohibiría tajantemente los malditos escaparates callejeros, pero..¿imaginas no envejecer?, qué horror, qué agotamiento más grande!

    ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  66. Nooooooooooooooooooo!!! Me imagino que sabrás a que se debe este no, verdad?


    un besito

    ResponderEliminar
  67. No he pasado a visitarte :( pero no me olvido de ti mi MUY querido Anton

    Gracias muchas gracias por no olvidarte de mi

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  68. Creo que todos pensamos alguna vez lo mismo. A partir de ahora, lo evitaré por la parte que me toca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  69. Vuelvo a reir con tu relato,
    tienes una gracia terrible,
    es muy bueno,
    te lo reitero con sinceridad

    ResponderEliminar
  70. En Mis caricias del alma he dejado una cesta de rosas que abre la entrada de hoy "Quiero ver el alba" de bonitos colores, la he compuesto con mucho amor para quien se la quiera llevar como un presente, para sentirse acariciado por el suave aroma de sus fragantes pétalos.

    Un sentido y fuerte abrazo en este fin de semana para ti!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  71. Muy bueno, real como la vida misma. Y muy bien escrito. Así es el ser humano, hasta que se mira al espejo y se da cuenta.............de quien es...........je je je.

    Un abrazo.

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  72. Jajaja. Qué bien lo has relatado. Me he imaginado la escena, que por otra parte, seguro que se ha dado mil y una veces, especialmente la promesa de volver a verse...

    Saludos

    ResponderEliminar
  73. Antorelo, paso a saludarte y desearte un excelente fin de semana. Cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  74. Los encuentros con amigos pueden ser fascinantes pero tambien pueden ser fastidiosos.

    saludos

    ResponderEliminar
  75. Me quito el sombrero ante el uso que del castellano hace.

    GCR

    ResponderEliminar
  76. Hoy es Lunes :) te deseo una bonita semana

    Un abrazo querido Anto


    .... Gracias .... :)

    ResponderEliminar
  77. La primavera nos abraza enamorada con su llegada...

    Ya se vislumbran los incipientes colores que como amantes van cubriendo los campos y laderas. El rocío los saluda y ellos les responden bailando la danza de la espesura...

    Un abrazo bajo la sombra del abedul balanceando sus hojas al ser acariciadas por la aurora vespertina.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  78. Gracias Antorelo por estar siempre presente en mi blog, paso a saludarte y desearte un lindo comienzo de Primavera!
    Marga

    ResponderEliminar
  79. Paso a saludarte mientras me sea posible y el tiempo me lo permita, para acompañarte en el fin de semana, produciéndome una grata emoción compartirlo contigo.

    Al permitirme disfrutar de tus entradas, pensadas con la lógica del sentimiento para satisfacción de todos los que tienen el gusto de leerlas y opinar del tema sobre el que verses.

    Con afecto por mi parte me despido, hasta otro memento que nos siga aportando reforzar la amistad a través de las palabras en equilibrada armonía...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  80. "Un lugar en el que ser tú mismo sin miedo a la crítica"
    ¿Existirá alguna vez ese lugar?

    ...efectivamente existe : es el de la auténtica libertad...un saludo...

    ResponderEliminar
  81. Me quedo pues me he reido.. el pelo, la panza..

    pero seguro que los dos os dijisteis seriamente....

    "pero que bien te encuentro"...

    besos

    ResponderEliminar
  82. El tiempo no pasa en balde y el que no se consuela es porque no quiere. De todos modos, ¿más allá de la apariencia física, que el tiempo se encarga de modular, de algo sirvió aquella conversación?

    ResponderEliminar
  83. Anto!!! Buen Domingo :) por aca un calor de esos de 41 grados , paso a dejarte un beso

    ResponderEliminar
  84. Menos mal que de vez en cuando los sentidos nos traicionan. Uno nunca ve su propia "chepa" jajaja. Muy bueno, Antorelo.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  85. Te vi en el blogue de Fernando Oliveros y veo que tenemos amigos comunes.

    Me encanta como escribes.

    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  86. Hola, bello blog, íntimas y leales entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen lunes lunero, besos cómplices...

    ResponderEliminar

  87. Comienza la semana

    y el canto y la brisa
    de las encinas invitan

    a visitar
    las dolientes hojas

    que yacen enmohecidas
    por la tornasolada melancolía
    que el invierno les ha dejado

    para que se pose sobre ellas
    una emoliente caricia engalanada
    por el arco iris de la primavera...

    Un beso y mil rosas trepadoras
    te dejo, para que te guíen la alegría
    los siete días de la semana

    es el deseo de esta
    que te visita con la primera
    aurora de la madrugada...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  88. Me gusto tu post, asi es la vida todos cambiamos con el tiempo y ciertamente cada dia somos diferentes...lindo blog!
    saludos,

    ResponderEliminar
  89. Antonio Volvé!!!!!!!

    Se extrañan tus letras Hombre!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  90. He pasado para desearte una buena semana.

    Un cariño,

    mariarosa

    ResponderEliminar
  91. Quería desearte solo buenas noches, esperando que esta noche sea una noche de bellos sueños.

    Besitos

    ResponderEliminar
  92. Sal del silencio...acercate que quiero tus letras!

    Besotes para ti.

    ResponderEliminar
  93. Hola Antorelo, un placer regresar a tu casa, aquí me quedo, gracias por tu amabilidad, buen día, besos adormecidos....

    ResponderEliminar
  94. Hola Antorelo, devuelvo la visita y entró a conocer tus escritos, gratamente sorprendida, genial este relato, no sé que es peor si ver al otro mas achacado que uno o encontrarse con amigas después de mucho tiempo y ver lo que las cirugías han hecho en ellas, mujeres de bocas voluptuosas, ojos achinados, pómulos prominentes, extensiones en su cabello...no quieren dejar ir la juventud, se convierten en antítesis de lo que alguna vez fueron ...Saludos Lía.

    ResponderEliminar
  95. Hola buenos días amig@, voy estar unos días fuera y no quería irme sin antes pasar a felicitarte el fin de semana.
    Espero lo pases estupendamente al lado de quienes te aprecian y aprecias, como yo lo pienso pasar con los míos en mi tierra...

    Un beso en compañía del “Trasgu” y de la brisa a la orilla del Cantábrico

    Muackkkkk
    Muackkkkkkkk

    María del Carmen.

    ResponderEliminar
  96. Por fin se terminó Marzo!!!!!!

    Saludotes grandotes, y....esperando....

    ResponderEliminar
  97. Buenas tardes
    entro otra vez a visitarte
    y agradecerte tu paso por mi blog,
    feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  98. Llegué hasta aquí atraída por un comentario que vi y la verdad es que me encantó la entrada, lo que cuentas es la vida misma y lo haces con un lenguaje y forma exquisito.
    Pienso que la forma es lo de menos, lo importante es lo que hay dentro de cada persona....sus acciones.
    Con tu permiso me quedo por aquí.

    Un saludo

    ResponderEliminar