viernes, 23 de abril de 2021

De amores y desamores

 

Hace tiempo que se  consumieron nuestros amores, sin embargo, y a pesar de los muchos días transcurridos, recuerdo con frecuencia aquellos momentos en los que el desafecto jugó un papel tan destacado en nuestras vidas. A pesar de este innegable fracaso, durante unos años vivimos muy compenetrados: yo había encontrado en ti lo que buscaba y, al mismo tiempo, te ofrecía todo lo que tú deseabas.

Lamento hoy no haber contestado a tus angustiosas llamadas, ni haber leído ninguno de los mensajes que me enviaste, pero la situación era la que era: me sentía atrapado por ella, que me prometió traerme el cielo a la tierra, aunque este jamás de se movió de su sitio.
Hoy en la distancia, sé que me dejé arrastrar por proposiciones más quiméricas que reales.  A pesar de todo, estoy seguro que si intentase volver a ti, me aceptarías, aunque las condiciones de hoy serían muy distintas a las de entonces. Instalado en la seguridad que dan las experiencias vividas, sin rubor alguno confieso que tú has sido la operadora de telefonía que mejor me ha tratado y menos ha quebrantado mis caudales, eso sí, hasta este momento...

5 comentarios:

  1. ¡Cuanto tiempo sin saber de ti!
    ME ALEGRA LEERTE DE NUEVO Y VEO QUE TUS ENTRADAS SON TAN INTERESANTES COMO SIEMPRE.
    uN ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado leerte y me he quedado con ganas de más. Hay que ser prolíficos y contentar a los lectores, luego...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No te fíes. Acaban todas siendo iguales.
    Un saludo y una buena noticia ver que regresas por estos andurriales.

    ResponderEliminar
  4. La relación con las operadoras telefónicas es tan intensa con sus clientes que resulta ser opresiva. O, quién sabe, para algunos resulta ser el único eslabón que mantiene con la sociedad, más en estos tiempos duros de reclusión en pandemia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Fidelidades, infidelidades, riñas, reconciliaciones, todo cabe en el trato comercial, como en el amor.
    Saludos.

    ResponderEliminar