jueves, 11 de septiembre de 2014

Políticos

                                 
 
El escritor José Martínez Ruiz “Azorín” publicó en el año 1903 la novela titulada Antonio Azorín, en la citada obra aparece recogida una “liviana fabulilla” titulada  El origen de los políticos, donde el autor fantasea sobre cómo surgieron tan egregios especímenes. He  aquí lo que nos cuenta el insigne autor en la citada fabulilla...
 
 Cuando Dios creó la especie humana, esta vivió contenta y satisfecha durante unos cuantos años. Sin embargo, poco a poco se fue entristeciendo: descubrió que el origen de sus males era la inteligencia, pues esta le mostraba lo insignificante que era el hombre en el Universo.
Entonces estas desdichadas criaturas le pidieron a Dios que se la quitase. Este se rindió a las súplicas de los hombres y les dijo que, hasta ahora, la inteligencia la habían llevado forzosamente en la cabeza sin poder separarse de ella; no obstante, de aquí en adelante, el que quisiera podría dejarla guardada en su casa y sacarla cuando lo desease. Así que, cuando las gentes volvieron a sus casas, se apresuraron a guardarla cuidadosamente en cajones y armarios.
A partir de entones, unos la sacaban de vez en cuando, en cambio, otros no la sacaban nunca porque nunca la habían tenido, pero estos se aprovechaban de la ordenanza divina para fingir que la tenían. Cuando alguien les preguntaba en la calle por ella, respondían sonrientes: “La tengo bien guardada en casa”.
Esta sencillez y modestia encantó a las gente, y la gente llamó a estos hombres políticos. Poco a poco, estos hombres fueron ganando la confianza de todos y en sus manos se confiaron los más arduos negocios humanos, es decir, la dirección y el gobierno de las naciones. Así transcurrieron muchos siglos y, como al fin todo se descubre, las gentes cayeron en la cuenta de que estos buenos hombres no llevaban la inteligencia ni la tenían guardada en la casa. Entonces pidieron que se restableciese el uso antiguo, pero ya era tarde: la tradición estaba creada, el perjuicio se había consolidado y los políticos llenaban parlamentos y ministerios…
 
Ciento once años han transcurrido desde que se publicó esta obra y muchos son los cambios que se han producido en el mundo durante ese tiempo, sin embargo, poco o nada ha cambiado el concepto que gran parte de la ciudadanía tiene sobre los políticos y si alguna mudanza hubo en su conceptualización fue, sin duda, a peor…







 

19 comentarios:

  1. No olvidemos que a los politicos los ponen los ciudadanos y muchos de ellos salen reelegidos, tenemos tambien nuestra responsabilidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Del antídoto para estos males ni hablemos, no?

    Saludo enorrrrrrrrrrrrme, Antorelo.

    ResponderEliminar
  3. Los tiempos cambian, la gente lo hace menos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Quiere decir que todo sigue igual, habra que ir pensando en como colocarlos en la calle para que al menos limpien las cunetas.

    Buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Aquí hemos tenido lo peor de lo peor en políticos.
    Y todavía están.

    ResponderEliminar
  6. Es que esto es como la pescadilla que se muerde la cola...
    Un desastre!

    Besos!
    ;)

    ResponderEliminar
  7. Es triste ver como escritos de hace tanto tiempo están en vigencia .

    Muchas gracias por pasar por mi blog y comentar.

    ResponderEliminar
  8. Y todo empieza con una mentira, fíjate. ¿Por qué será?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Esto nos indica que nuestra sociedad ha evolucionado muy poco. Los politicos salen de la sociedad, son fruto de ella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¿Y no habla esa obra de como combatir esta plaga de ignorancia?

    Un placer con un beso

    ResponderEliminar
  11. " Política es el arte de obtener dinero de los ricos y votos de los pobres, con el fin de proteger a los unos de los otros" (Noel Clarasó)
    Por desgracia,siempre ha existido los vividores a costa del pueblo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Los políticos siempre serán iguales, sea el año que fuere.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  13. Los politicos parecen seres de otra especie. No son humanos, son politicos.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Está claro que hay cosas que, pese a los años, no cambian. ¡Qué lástima!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado la fábula o la realidad. Mejor sería que todos guardasen la cabeza en un baúl bajo siete llaves.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Muy bueno Azorín. La fábula da que pensar. Al menos si no tenemos la cabeza guardada para que la tenemos.
    Un abrazo y buen inicio de semana

    ResponderEliminar
  17. Muy buen ojo el de Azorín. No conocía esta fábula y es muy buena. Al menos da para pensar
    Es la tercera vez que intento comentar y no me deja. A ver si hay suerte.
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  18. Te deseo un bonito y feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar