miércoles, 26 de septiembre de 2012

Invitado virtual




No ha mucho tiempo, un antiguo vecino, al que llevaba largo tiempo sin ver, me invitó a su nueva casa. Al principio, intenté eludir su propuesta, pero insistió tanto que hubiese sido desconsiderado rechazarla. Así que, el día convenido, acudí a la cita. Cuando llegué, un nutrido grupo de invitados departía en torno a unas mesas ataviadas con un generoso y selecto surtido vianderil. Exquisitas provisiones y una charla distendida contribuyeron a que a que la velada fuese reparadora y, al mismo tiempo, entretenida.  A una hora discreta quise retirarme, pero los anfitriones me retuvieron con la excusa de que una grata sorpresa nos esperaba. Este invitado, que recela de las sorpresas y mucho más cuando le dicen que son gratas, intuyó que algún funesto acontecimiento se avecinaba. Y no se equivocó: la anfitriona nos amenazó con la proyección del reportaje de boda de su hija. Pensé, iluso de mí, que el documental duraría a lo sumo una hora, pero erré estrepitosamente mis cálculos: durante casi tres horas desfilaron ante mi vista: novios, padrinos, invitados, camareros, platos…Mi exvecino y su señora, como buenos anfitriones, iban explicando todo aquello que nuestros ojos veían: cargo o profesión de los invitados de más alcurnia, esclarecimiento de los estrafalarios nombres de algunos platos, peso y dimensiones de la gigantesca y desgarbada tarta, marcas de vinos y licores, etc. Concluida la proyección, mi exvecino, con gran amabilidad, me pidió el parecer sobre el acontecimiento visto, y yo, con no poco disgusto, se lo tuve que dar, pero la cortesía me obligó a decir justo lo contrario de lo que pensaba. Este, halagado con mis hipócritas alabanzas, me invitó a una próxima velada en la que podríamos disfrutar de un magnífico reportaje sobre el viaje de novios. Sin saber muy bien qué contestar, me despedí dándole las gracias y renegando de mis lisonjeras y farisaicas palabras…


51 comentarios:

  1. Bueno, bueno...

    Desde pequeños nos inculcaron una frase:

    La hipocresía es parte de la educación, pero te confieso que soy una reverenda mal educada, de hecho tanta alcurnia me molesta, tanto ostentar y muchas veces dejan hasta de comer para aparentar, como siempre digo:

    Esos son de los que comen huevo y eructan pollo.

    En fin, definitivamente no creo seas ni de los hipócritas, ni de los lisonjeros y mucho menos tengas atisbo de fariseo.

    Me imagino al salir respiraste profundo

    Me alegra mucho verte Antorelo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Los hay pesados además de poco inteligentes. ¿Aguantarían ellos estoicamente un chaparrón como el que proporcionan a los demás? De esa gente hay que huir como de la peste.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Antorelo,amigo: me alegra volver a leer tus escritos. Tu historia la he vivido varias veces. Es una situación molesta, pero tenemos que vivir en sociedad. Además, mi mujer no me ha dejado nunca escapar a tiempo. Eso sí, me comprometí a no hacer eso jamás a mis amigos. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  4. Hola Antorelo! Tu relato creo que tiene mucho de lo que suele pasar no por hipocresía sino por educación. no queda más que ser amable y tratar de evitarlos en otra ocasión. Me alegro de volver a leerte. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Eso te pasó por no decir la verdad.

    ResponderEliminar
  6. Pienso que hiciste lo correcto. Por decir una verdad ofensiva no ibas a echar el tiempo atrás y evitar las tres horas del mal rollo. Fuiste amable y lo que toca ahora es evitar la próxima con cualquier escusa. Bienvenido de nuevo Antorelo y un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  7. Jajaja!! Si es que, eso del decir las cosas para quedar bien se convierte muchas veces en un problema...
    Me alegro de leerte. Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Siempre hay lugar para una buena venganza, puedes hacer un compilado de las ecografías del embarazo de los niños, el embarazo y el parto, los invitas y se los pasas unas tres veces, por si no lo han entendido...

    Santo remedio!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ahora entiendo porque no me invitan a menudo a las cenas dónde la falta de hipocresía no es requerida ;)

    Me fascina el relato, sugerente y real.

    Besos Antorelo.

    ResponderEliminar
  10. Jaja si no quieres lentejas toma dos platos. Esto de los vídeos de boda son un auténtico tostón. Yo no he visto ni la de mi propia hija. Pero hay gente que ele encanta esto de mostrar algo que ya paso y que a uno no le va ni le viene.
    Y si le dices la verdad quedas como un grosero y sin amigo o para el caso...
    He disfrutado de la narración
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Desde mi punto de vista es de mala educación endilgarle a alguien que no es uno de los protagonistas un video de boda, bautizo, comunión o similar evento familiar, suelen ser un tostón, debiste declinar la futura proyección con alguna frase que mostrase tu contrariedad por lo acontecido sin ser descortés en exceso pero ¿quien soy yo para opinar?
    Un beso, Antorello.

    ResponderEliminar
  12. Ja, odio ver esos vídeos que sólo son interesantes para quien los vivió. Le hubieras dicho la verdad o al menos te hubieras callado la boca, el silencio en esos casos suele ser buen compañero.

    Un saludo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  13. jajajajaja!!! y todavía estarás corriendo, supongo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Luego de la amenaza consumada, espero te recuperes, jajajajaaja

    Un abrazote hasta allá, Antorelo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué tortura! pero ¿qué hacer? ¿ser maleducado y huir? ¿decir que el reportaje de la boda pueden tragárselo con cuchillo y tenedor?...mejor aguantar unas horas y no volver.
    1 beso.

    ResponderEliminar
  16. Jajajajajajaj Antorelooooo que ociosidad de vecinos ah? si hasta me pareció haberte visto la cara jajajaja.... la próxima ni te acerques a esa casa, si así fue la boda no quiero ni imaginarme como será el video del viaje de novios ufffff.... besos :**

    ResponderEliminar
  17. En buena situación te viste metido, amigo. Es lo más funesto que te puede ocurrir cuando vas a casa de otro. Me aterra el momento en que van hacia el armario o la estantería y toman entre sus manos el álbum de fotos... Pero, ¿qué pasa?, ¿que solo nos damos cuenta del rollo que esto supone el aburrido visitante? ¿Es que el visitado no se convierte en visitante alguna vez?
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Algunas veces la amabilidad no da buenos resultados.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. No te engaño si te digo que amí no me hubiera resultado tan pesado. Salud(os).

    ResponderEliminar
  20. Anto, no he podido venir hasta hoy ..

    Te pido que pases por un pastelito virtual porque hoy es mi cumpleaños!! estoy tratando de pasar por los bloggs pero son muchos , así que no quería olvidarme pasar por el tuyo

    TODOS estan invitados!! Un abrazo con cariño mi querido amigo

    ResponderEliminar
  21. Se dice, no sin razón, que es mejor ponerse una vez rojo que un ciento amarillo. Tal vez ese vecino hubiera necesitado que le pusieran en la verdad, en la verdad de quien sólo ha degustado las imágenes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Ser insociable tienes muchas desventajas pero a cambio puedes librarte de torturas como esa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. A veces no hacemos lo que queremos hacer y si hacemos lo que está bien visto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. No cuesta nada ser educado, aguantar tres horas que en el computo son una imaginaria y media, tan poco es tan grave...quedas bién, ellos felices... aquí paz y gloria... la próxima vez se pone una excusa convicente y punto...un buen relato amigo...un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Eso te pasa por desaparecer tanto tiempo,espero que te torturen con la próxima proyección , jeje.
    Es broma! me alegro de tu regreso.

    besos

    ResponderEliminar
  26. Jeje te han pillado por educado
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Un abrazo amigo, me encanto tu entrada.

    ResponderEliminar
  28. No se si dices exvecino porque ya se marchó o porque dejaste de saludarle.....yo lo habría hecho seguro, ja ja ja
    Bromas aparte me parece tan desconsiderado invitar a nadie para semejante encerrona que me merece el peor de los calificativos. Hace tiempo se puso de moda esa costumbre que ya parece erradicada, yo huyo de ellas, me parece un abuso de confianza. En fin, suerte con tu exvecino, creo que en este caso se justifcaría que fueras maleducado
    Bssss

    ResponderEliminar
  29. Uy,,,pero que velada.....me imagino que no habra una proxima....
    un abrazo

    ResponderEliminar
  30. ¡Ofú, que plastas de vecinos tienes!:):)

    Todavía se estila eso? Bueno, ya se sabe, hay gente para todo:):)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  31. Es que mi querido y admirado amigo a veces el ser sumamente educado y prudente nos pasa factura, jijijijiji. Muchos besinos con inmenso cariño y si puedes evadirte, mejor que mejor jijijijiji.

    ResponderEliminar
  32. Que tortura mamamia!!!
    Piensa en una buena escusa para la próxima :).
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Bueno algunas veces y en ciertas circunstancias es normal y hasta saludable ser un poco o mucho descortés. Hay peñazos insufribles y máxime si te anuncian una segunda parte igual o peor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. No me imagino a ver un video así. Seguro que me dormiria. No me gustan las bodas ni en lo que se pasa allí. Cuando me casé mis papas fueron los padrinos de mi marido y una tia y su marido fueron mis padrinos. Algo maravilloso!! No hubo videos y las fotografías las minimas posibles para un fotografo profisional.

    Un placer leerte Antorelo!!
    Un beso
    Flor

    -Cuando puedas pasate por mi café.




    ResponderEliminar
  35. ...y aguantaste heroicamente, durante tres horaaaasss!
    Y todo por ser cortés... insufrible reunión.
    Un abrazo Antorelo...y no vayas a la segunda.
    Ramón

    ResponderEliminar
  36. Mi abrazo de fin de semana, Antorelo.
    Gracias a ti por estar de nuevo entre nosotros.

    ResponderEliminar
  37. He pasado para dejar mi huella en... tu blog.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me despertó la simpatía el relato. Besos.

      Eliminar
  38. Te deseo un largo y feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Hola Antorelo te dejo mis saludos,
    que tengas un buen fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. ... me siento identificada o "señalada" con el vecino plasta-enseña-videos!!!!!!!!!!!, hace muchos años yo "castigué" miserablemente a mis amigos con el mismo pase... y sin palomitas!!!!... lo siento, era joven e inexperta!!!!!!!!!!!!!!
    jajajajaja

    muy bien contado!!!!

    un beso

    ResponderEliminar
  41. No me olvido Anto que no me olvido de ti mi amigo querido , lo que pasa es que no he tenido tiempo de pasar a leerte y no quiero irme a la cama sin desearte buenas noches

    Regreso si Dios quiere mañana :)

    Besosss!!

    ResponderEliminar
  42. Ha sido una delicia conocer este bello blog, salgo encantado de él. Seguro que volveré. un saludo

    ResponderEliminar
  43. Hola.
    la verdad es que se hace una pesadilla cuando tienes que soportar a personas con egos tan desarrollados.Y el caso, es que están convencidos que lo que te cuentan te está interesando más que a ellos mismos.Ya ves....paciencia...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. LA hipocresía, en este caso vestida de "buena educación", nos pasa su factura..
    A la próxima, excusa convincente y... a otra cosa, mariposa!

    Un abrazo!
    ;)

    ResponderEliminar
  45. Estimado Antorelo:
    Me has hecho acordar las veces que tuve que comer una segunda porción de una comida que me parecía desagradable por haber dicho que era exquisita.
    Me haces reflexionar sobre lo 'políticamente correcto', tema que desde hace un tiempo me viene atormentando.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  46. Gracias por visitar mi blog, un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  47. ¡¡¡Ja, ja, ja!!!
    Es buenísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar